Tiempo de lectura: 3' 56''|No. de palabras: 620

11:00 Lunes 02/09/2013

En los últimos cinco años sectores productivos como alimentos y bebidas, financiero, pinturas y químicos e incluso textil atraen los ojos de un mayor número de empresas extranjeras.

Al menos, 12 firmas ecuatorianas han aceptado en los últimos años socios extranjeros. De ellas, tres son del sector de alimentos y bebidas (Tonicorp, Inalecsa y Tesalia), una del área textil (La Internacional), una del sector aeronáutico (Aerogal), una del área de pinturas (Cóndor), otra de agroindustria (EQ2) y el resto en seguros (Atlas, Colonial, Colvida, Cervantes y Panamericana).

Jorge Brito, socio de Deloitte, cree que la venta de estos paquetes accionarios constituye una forma de abrir las puertas a la inversión extranjera (IED).

Así, aunque Ecuador atrae menos inversión en la región andina, incluso por debajo de Bolivia, la contribución del sector industrial en la IED los últimos años ha sido importante. Según datos del Banco Central, entre el 2008 y el 2012 la industria fue la segunda actividad que más IED captó en el país, con un 34% de participación en el total, atrás del sector petrolero que se llevó el 46%.

Para Richard Martínez, vicepresidente de la Cámara de Industrias de Pichincha, estas transacciones pueden responder a varios factores que dependen del tamaño de la empresa, estructura societaria e, incluso, del giro del negocio.

"Están el interés de lograr una consolidación y participación a nivel internacional, alcanzar un mayor mercado, lograr un mayor posicionamiento de la marca, contar con capital fresco para el crecimiento de la compañía, introducir nueva tecnología, entre otros".

José Aulestia, profesor de Dirección Comercial y Marketing del IDE, dice que este tipo de transacciones, además, dinamizan el mercado local, porque obliga a las empresas locales a reaccionar ante la competencia.

Si no lo hacen, el efecto puede ser pérdida de competitividad o, incluso, que desaparezcan, en especial las más pequeñas, cree el experto. Aún así, cree que el mayor beneficiado de estas transacciones es el consumidor, que tiene acceso a nuevos productos y servicios, incluso con mejores precios.

Según Gustavo Argandoña, socio de Finanzas de PricewaterhouseCoopers (PwC), esta tendencia se debe a la consolidación de mercados locales con empresas que han fortalecido sus sistemas de gestión.

Además, han influido las regulaciones y decisiones gubernamentales. Un ejemplo claro de ello es el sector asegurador, donde varias empresas se vendieron a firmas extranjeras para cumplir con el mandato de la consulta popular que obligó a los bancos a deshacerse de sus compañías relacionadas a otros negocios.

Brito, que asesora a empresas en este tipo de transacciones, comenta que los accionistas nacionales que han aprovechado las oportunidades de venta de sus negocios a terceros suelen explorar nuevas oportunidades de negocios no solo en el Ecuador sino en otras partes del mundo. "Hay casos de empresarios que han decidido llevar sus capitales a otros mercados que proyectan mayor crecimiento y tamaño. Hay otros que han decidido reinvertir en el país", comenta.

Según fuentes del sector financiero, los accionistas locales de Tonicorp buscarían invertir estos dineros en nuevos emprendimientos en el país.

Ventas

  • Sobre Tonicorp.  Las empresas estuvieron bajo la dirección de empresarios ecuatorianos por tres décadas.
  • Tonicorp.  Vendió USD 308 millones en el 2012. Arca compró Inalecsa, que tiene 850 empleados.
  • Aerogal.  Pasó a ser parte de Avianca-Taca con una flota de 13 aviones.
  • Inalecsa.  La firma mantenía una producción de 8 000 toneladas al año.
  • Plan.  La proyección  de Sherwin Williams al comprar Cóndor fue alcanzar una cuota de 57% del mercado local en el negocio de pinturas, barnices y esmaltes.
Califique
( votos)