Carmen Lapo, Claudia Rovalino, María Padilla y Lida María Uzho. muestran la oferta de productos que elaboran con arcilla. Foto: Lilia Arias / LÍDERES
Lilia Arias (I) Redacción Loja / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 1

13 parroquias de Loja emprenden

Objetos en arcilla, tejidos en mullos y lana, pinturas, repujados, adornos de artículos reciclados… son productos que promociona la Asociación de Productores Tradiciones Lojanas, en el telecentro que acoge las artesanías que elaboran en las parroquias rurales de Loja. Este espacio está ubicado en el casco céntrico de la ciudad de Loja y el objetivo es exponer y vender las creaciones de los campesinos de las 13 parroquias rurales, que las realizan entre sus jornadas de descanso en el campo.

Unos 75 socios conforman la Asociación de Artesanías de Tradiciones Lojanas. Desde diciembre del 2013, ellos exponen su trabajo en esta tienda artesanal; un promedio de 500 figuras y pinturas están en exposición y los precios varían entre USD 1 hasta 150.

Este almacén fue adecuado en una casa de lavanderías. El inmueble fue recuperado por estar inventariado como bien patrimonial, a cargo del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), ya que la construcción data de 1953. Allí se invirtió, en la reconstrucción y adecuación, USD 230 000.

Según el encargado del centro Tradiciones Lojanas, Franco Ayabaca, las ventas semanales están en un promedio de USD 300. Para la distribución equitativa de los recursos, cada artesano deja el 10% del valor total del producto vendido para mantener el espacio y cubrir gastos logísticos de traslado de los artículos a ferias programadas. Por ejemplo, si se vende un par de aretes tejidos en mullos en USD 2, el 10% representa a 20 centavos que quedan a favor de la organización.

La presidenta de la Asociación es Alexandra Febres, de la parroquia de San Pedro de Vilcabamba. Ella está encargada de controlar el funcionamiento de la tienda y explica que el pago por las prendas vendidas se realiza semanalmente. Las reuniones con los artesanos son mensuales y el objetivo de sus directivos es integrar a nuevos socios.

De acuerdo con un estudio socioeconómico, aplicado por el Municipio de Loja en el 2013, se verificó que hay 2 459 artesanos en las 13 parroquias rurales de Loja. El propósito es que todos utilicen este espacio de exposición y ventas.

Además, se incorporaron salas para talleres manuales con el propósito de generar desarrollo económico territorial, con enfoque humano que admita la creación de trabajo digno y emprendimientos productivos de los habitantes de las parroquias rurales. Ellos reciben diversos cursos. En la actualidad se dicta el curso de inglés, para que los artesanos puedan comunicarse con los extranjeros y ofrecer sus productos elaborados.

María Uzho, de 58 años, es una de las artesanas que deja objetos trabajados en barro. Ella dice que elabora estas artesanías desde que tuvo siete años de edad y el almacén Tradiciones Lojanas le ha permitido promocionar su producto con turistas nacionales e internacionales.

Las artesanías las trabaja en el barrio Cera, que pertenece a la parroquia de Taquil, ubicada a 45 minutos de la capital lojana. Cada año realiza un nuevo modelo de jarrón u objeto para el hogar. Esto le ha permitido incrementar sus clientes.

Con la promoción de su producto en este centro y los que ofrece en su taller artesanal Tiesto, sus ventas alcanzan un promedio de USD 400 mensuales en temporada baja y llega hasta 1 200 en temporada alta, entre los meses de mayo, agosto y diciembre. Su meta es incrementar las ventas y que sus artículos llegue a otros países.

La Asociación

La entidad. Esta organización expone desde diciembre del 2013 su oferta artesanal, en un local de dos plantas. Este sitio era utilizado como una lavandería.

El objetivo. La Asociación busca generar desarrollo económico territorial con enfoque humano, para impulsar el desarrollo de emprendimientos productivos y generar empleo.