Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 21
No 2

En 14 años se levantó una cadena con aroma de café

En los últimos cinco años, las personas tienen la percepción que Sweet & Coffee ha evolucionado con más velocidad, pero en realidad ha sido un trabajo que comenzó desde el primer local. Esta es la apreciación del empresario Richard Peet quien junto con su esposa, Soledad Hanna, fundaron la empresa hace 14 años.

Hoy, el emprendimiento opera como una cadena de cafeterías que en su menú ofrece bebidas de café, postres, tortas, sánduches y otros alimentos de sal. En poco más de una década, la empresa abrió 48 locales y esperan implementar ocho más hasta fin de año, todos en Guayaquil y Quito. Según Peet, en este año esperan ventas por cerca de USD 17 millones.

Esta cadena tiene diferentes formatos y opera en locales independientes, en autoservicios que funcionan en gasolineras, en centros comerciales... El crecimiento hizo que hoy la fuerza laboral llegue a los 700 colaboradores. “Hemos trabajado con nuestra gente. Gran parte de la plana mayor ha hecho carrera en los últimos cinco u ocho años”, cita su fundador.

Para Peet, en el desarrollo de Sweet & Coffee existieron cambios en la visión estratégica. Dice que siempre se preocuparon por la calidad. “Luego nos dimos cuenta de que el servicio debe ser tan bueno como los productos. Hoy todos en la empresa creemos que lo que Sweet & Coffee vende no es un producto o servicio sino una experiencia”.

Peet considera que los consumidores de la cadena acuden por la marca. “A algunos les puede gustar el local, a otros la calidad, servicio, los empaques, la visión de responsabilidad social... Todo eso es importante para fortalecer la marca”.

Fabiola Minda, de 26 años, es una cliente que acude casi a diario al local de Sweet & Coffee ubicado en las calles Luque y Pedro Carbo, en el centro de Guayaquil. Dice que el sitio le atrae por el ambiente y la calidad de los productos. Siempre pide café normal, expreso o el Frappelatte. “El ambiente de Sweet & Coffee no lo tienen otros lugares”, afirma Minda.

Pero es el ambiente acogedor, unido a la oferta de algunos alimentos típicos, el motivo de las visitas de clientes como Yuliana Castelo. Comenta que las humitas y el chocolate caliente le recuerdan a las hechas por su madre. A veces, Castelo, se inclina por comprar la torta de acelga. “Hay calidez en el ambiente, talvez de forma inconsciente esto hace que acuda con más frecuencia”. Castelo acude a los locales del centro y de Urdesa, norte de la ciudad.

Para Peet, la expansión continuará bajo una misma administración pero internacionalmente, buscan el modelo de franquicias. “Es un tema que no hemos podido concretar porque no hemos encontrado aún, los socios ideales. Sin embargo, seguimos en conversaciones”.

Niels Olsen, gerente de marketing de Sweet & Coffee, afirma que hicieron alianzas para estar en autoservicios como la marca Listo que opera en los puestos de gasolina Primax. También destaca otras de carácter social con Fasinarm, entidad que promueve la inclusión de niños con discapacidad intelectual. “Por cada tasa de café que se vende se aporta con USD 0,01. Hasta la fecha se ha recaudado más de USD 150 000”.

El desarrollo de la marca en el país

  • Elaboración del café. A la planta de la empresa llegan los granos de café. Luego, un barista se encarga de hacer las pruebas para encontrar un equilibrio entre el cuerpo, el aroma y la acidez del producto. Luego que se seleccionan los granos, se los tuesta y posteriormente se los empaca.
  • Las variedades de productos. Esta compañía comercializa café tostado y molido bajo diferentes preparaciones. Entre estas el Sweet & Coffee, Café Zaruma, Café Jipijapa, Café con Avellana, Café con Amareto o el Sweet & Coffee Orgánico.
  • Proyectos sociales. La empresa trabaja bajo un esquema de comercio justo. El objetivo es fomentar el desarrollo económico de cerca de 400 familias de caficultores de Loja. Bajo el programa Sembrando un compromiso, dan apoyo técnico, financiamiento y capacitaciones a los agricultores.
  • El modelo de franquicias. El interés de la empresa es desarrollar locales, en el Ecuador, bajo una administración propia. Sin embargo, el desarrollo de la marca en el exterior busca entregar una franquicia máster para que esta desarrolle los locales.