placeholder

25 empresas colocan la oferta del Ecuador en el extranjero

En el Ecuador cerca de 25 empresas exportan chocolate como producto terminado, pero solo unas ocho concentran cerca del 90% de los envíos. Así lo asegura Felipe Ribadeneira, director de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor).

Para este dirigente gremial, la clave para abrir más mercados pasa por la asociatividad de los productores, el desarrollo de una marca común de chocolate ecuatoriano para posicionarse en el extranjero, su promoción respectiva y una política pública que ayude y organice a los actores y productores de chocolate.

Ribadeneira dice que con esas estrategias el chocolate nacional se posicionará mejor en el mercado internacional. “Esa fue la estrategia del café colombiano y hoy es reconocido mundialmente”.

En cuanto a la marca, Ribadeneira menciona que sería adecuado olvidarse de marcas individuales y unificar un nombre que destaque que se trata de chocolate 100% ecuatoriano. “No hay que olvidar que competimos con transnacionales y para eso se necesita trabajo en conjunto”.

Datos de Fedexpor indican que las exportaciones de chocolate y derivados crecieron un 24% entre el 2008 y el 2011.

Según información de exportadores locales, el chocolate fino de aroma comenzó a exportarse desde hace aproximadamente una década.

Un análisis de ProEcuador muestra que las exportaciones de cacao y sus derivados fueron por USD 423 millones en el 2010. Para el año anterior la cifra subió hasta USD 582 millones.

El documento agrega que del total de exportaciones de cacao efectuadas en el 2011, más del 78% corresponde a cacao en grano; solo el 2,3% es de chocolate.

Entre las marcas locales que envían sus productos al extranjero están Pacari, República del Cacao, Chchukululu, Cacaoyere, Hoja Verde Gourmet o Kallari. Esta última tiene sede en Tena (Napo).

Para el especialista en marketing, Eric Grumberg, entre las estrategias de posicionamiento del cacao ecuatoriano, en el exterior, debe considerarse la apropiación de la denominación ‘arriba’ o ‘fino de aroma’. Esa estrategia debe tomarse en cuenta antes de que otros países cacaoteros incursionen en ese rubro.

Según datos de la marca República de Cacao, el 5% del cacao mundial es considerado fino de aroma y “Ecuador produce más de la mitad de dicho grano”.

Para Lourdes Delgado, productora de la marca Chchukululu, es importante determinar el porcentaje de manteca de cacao que posea cada producto terminado. En Europa se demandan barras de chocolate que contienen un 75% de manteca de cacao. En EE.UU. se consume barras con 65% del insumo y localmente, del 50% al 55%. La diferencia -explica Delgado- está en el sabor. “Mientras más porcentaje de manteca de cacao, más amargo y de mejor calidad resulta”.

[[OBJECT]]