Fernando Mendoza / Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 4

50 firmas han cerrado negocios con sus servicios

Aníbal Carrera y Yaici Narváez, máster en Negocios Administrativos y máster en Informática, respectivamente, regresaron a Ecuador en 1997. Ellos vivieron en España por 10 años.

Ambos se especializaron en el servicio de ‘call contact center’ en ese país europeo y con la ayuda de cuatro socios (José Cruz, José Macías, Patricio Rojas y Diego Flores), en noviembre de 1998, fundaron Cronix. Sin embargo, la firma no empezó a trabajar sino hasta mayo de 1999.

Con una inversión de USD 200 000, producto de ahorros de los inversionistas, empezó el negocio. El dinero fue invertido en servidores informáticos, computadores y material de oficina. Antes de la fundación, Carrera y sus socios elaboraron un plan de negocios para analizar los alcances del emprendimiento. Con bases sólidas, empezaron a dar forma a Cronix, confiesa Narváez, gerenta de la firma.

El emprendimiento, en su inicio, arrancó con 20 posiciones (cada puesto de trabajo con un agente telefónico). Hoy, la firma cuenta con 1 100 posiciones. Además, desde el 2009, la empresa quiteña posee una certificación ISO 9001. Además, en este año se hizo acreedora a un premio por su calidad y excelencia. Fue entregado en Los Ángeles, EE.UU. por la Business Initiative Directions (BID), una organización que mide la calidad de las empresas y tiene presencia en 176 países.

Las primeras oficinas de Cronix funcionaron en el domicilio de Carrera en sector de El Batán (norte de Quito). En el 2001 se pasaron a la calle Vintimilla y av. 6 de Diciembre y en el 2008 se trasladaron a las actuales oficinas propias de la av. 10 de Agosto y Juan Pablo Sanz, en el norte.

Empezaron con 20 personas, pero actualmente hay 85 en nómina. Sin embargo, el número de trabajadores puede duplicarse dependiendo de los proyectos. Por ejemplo, cuando le prestaron el servicio de ‘call contact center’ al Banco Pichincha, en el 2002, creció la nómina.

No obstante, en el 2008 terminó el contrato con el banco y eso afectó las finanzas de la empresa. Sin embargo, en el 2010, la prestación de sus servicios al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, permitió recuperar sus balances.

La firma Ambigest, especializada en medioambiente, fue una de las primeras empresas que trabajó con Cronix. Hoy, más de 50 empresas ligadas a servicios de la salud, banca y finanzas, telecomunicaciones, sector público e industrias son parte de su portafolio de clientes.

Jorge Navarrete, gerente de asesoría médica y convenio de Salud SA, empresa dedicada al servicio médico, explica que esta organización lleva 10 años trabajando con Cronix, que se encarga de manejar el ‘call contact center’. En este lapso, el Gerente, destaca la calidad en el servicio que ha entregado a Salud SA.

Francisco Félix, quien hace tres años fue gerente CRN de Microsoft para la Región Andina y hoy está a cargo de canales de distribución en Ecuador, explica que la decisión de trabajar con Cronix, en el 2009, fue de toda la corporación.

Según él, la relación y la calidad del trabajo ha sido importante. “Nos han dado servicios de telemercadeo, actualizaciones de base de datos, información de los clientes. Ellos tienen una visión de negocio muy estructurada. Además, para controlar el trabajo y para flujos de proceso e información son excelentes”.

El Insignia

'Acá todos nos ponemos la camiseta'

Vinicio Roldán/ gerente de tecnología

Luego de graduado en la Escuela Politécnica ingresé a la empresa para realizar prácticas profesionales en Cronix. Eso fue en el 2001.
Como proceso de las prácticas, me fui interesando en el campo del 'call center'. De hecho, realicé mi tesis bajo ese tema y me ayudó a crecer profesionalmente.

Luego, realicé las funciones de soporte técnico a los agentes de 'call center'. Después estuve en el área que corresponde a la administración de los servidores y, posteriormente, me hice cargo de la gerencia de tecnología de la empresa.

Aquí, hay gente muy trabajadora que se pone la camiseta de la empresa para sacar adelante un proyecto. Además, acá no importa si hay que trabajar más de 24 horas por sacar adelante un proyecto.

Tenemos la oportunidad de crecer, tanto profesionalmente como académicamente. Los jefes siempre están pendientes de nuestra capacitación profesional y nos ayudan en la obtención de certificaciones para ser más competitivos dentro de la empresa. Eso se traduce en competitividad empresarial.

Aquí he conseguido tres diplomados, que si bien no son técnicos, son capacitaciones complementarias que me han ayudado a mejorar mi desempeño en mi cargo actual.