placeholder
Nicolás Chong administra esta finca de 400ha,donde se siembran especies aromáticas para obtener esencias. Foto: Mario Faustos / LÍDERES.

Nicolás Chong administra esta finca de 400ha,donde se siembran especies aromáticas para obtener esencias. Foto: Mario Faustos / LÍDERES.

Los aceites esenciales emergen de esta finca

14 de June de 2015 15:20

Una interminable hilera de plantas aromáticas flanquea el camino de tierra que conduce a la finca de 400 hectáreas (ha), que la multinacional Young Living mantiene en Chongoncito, un sitio de la comuna Chongón, del cantón Guayaquil.

La firma estadounidense, especializada en la comercialización de aceites esenciales y suplementos nutricionales naturales, es la propietaria de este predio, que desde el 2009 produce parte de la materia prima para los productos de la multinacional.

Conseguir los aceites esenciales requiere de un proceso en el que, según la firma, no se utilizan productos químicos.

“Nuestra filosofía es de la semilla al sello, o sea que abarcamos todo el proceso, desde la siembra hasta que se le pone el sello a la botella”, asegura Nicolás Chong, administrador de la hacienda.

La extensa finca produjo alrededor de 6 toneladas de aceites esenciales en el 2014; y tres más en lo que va del 2015. Toda esa materia prima se envía a Estados Unidos, a la sede de la firma, y parte del producto regresa embotellado para su distribución en Ecuador, desde una oficina central ubicada en la ciudadela Urdesa, en el norte de Guayaquil. Los productos se comercializan bajo la modalidad de ‘network market’. “En Ecuador se distribuyen entre 20 y 25 tipos diferentes de aceites esenciales. El modelo de negocio es a través de distribuidores afiliados, que compran el producto para consumirlo y venderlo”, indica Chong.

La plantación ubicada en Chongoncito produce su propio abono orgánico, que se obtiene mediante la lombricultura. Juan Cárdenas, a cargo de la producción del fertilizante, indica que el compostaje se prepara durante dos meses y luego se lo traslada a seis camas, en donde las lombrices proceden al proceso de descomponer del material hasta que este se convierte en el humus que abonará las plantas de la finca.

Allí se preparan alrededor de 25 toneladas de humus al mes. Junto al área de producción de abono se ubican los semilleros, donde se hacen pruebas para determinar la adaptabilidad de las plantas.

En esta finca se cultivan orégano, oreganón, menta, romero, dorado azul, ocotea (también llamada falsa canela), ilán ilán, eucalipto, mastrante y otras hierbas, cuyas esencias se usan puras o en ‘blends’ o mezclas.

“La esencia de la planta de ocotea la usan personas diabéticas, porque ayuda a regular los niveles de glucosa. Pero también es parte de un ‘blend’, para controlar el apetito”, menciona Chong.

La firma estadounidense adquirió la finca tras un análisis de su ubicación, que la consideró estratégica debido a su cercanía con Guayaquil y a sus vías de acceso.

Solo la mitad de las 400 ha del predio están ocupadas por cultivos y la planta de destilación.
Eugenio Caruajulca, jefe de Destilería, explica que para obtener el aceite esencial, la hierba es tratada con vapor. Según la especie, previamente triturada, se coloca directamente en tres enormes ollas o calderos de 5 toneladas de capacidad cada una. El vapor que tiene contacto con la planta disuelve dentro de la olla los compuestos aromáticos.

Este proceso tiene diferentes tiempos. Para el caso de la planta de ocotea, por ejemplo, el proceso demora entre 10 y 12 horas.

El vapor pasa luego a un condensador y, posteriormente, se separa el agua del aceite esencial, que será sometido finalmente a un análisis de laboratorio y a un proceso de calidad, antes de ser enviado a Estados Unidos.

Chong señala que Young Living tiene plantas de destilación ubicadas estratégicamente en diferentes partes del mundo, según cómo se adaptan las variedades de plantas. “Por ejemplo, el ilán ilán -que no es una planta originaria de esta región- aquí ha tenido una buena adaptación y ahora tenemos 30 hectáreas sembradas”.

La multinacional planea seguir creciendo en el país e invirtiendo en la finca ubicada en Chongoncito. Este año adquirió un tractor para agilitar la cosecha de ciertas especies, cuyo manejo requiere de mayor cuidado.

Detalles

Desde el 2007. Ese año la multinacional adquirió la finca.
La instalación de la infraestructura de destilación duró un año más y desde el 2009 empezó la producción de los aceites esenciales y su envío a EE.UU.

El personal. La finca ocupa la mano de obra de 80 personas, que se encargan desde la siembra hasta el proceso de destilación. En ninguno de los procesos se utilizan productos químicos.

Los productos. Young Living tiene más de 100 tipos de aceites que se venden en todo el mundo, además de las mezclas o ‘blends’.