placeholder

Un acuerdo con los Estados Unidos aún es lejano

Ecuador podría concretar un acuerdo comercial con EE.UU. que contemple las "asimetrías" entre las partes. Esa fue la conclusión de la embajadora de Ecuador en Washington, Nathalie Cely, sobre la posibilidad de concretar un convenio con EE.UU.

El pasado 30 de julio, la representante de la misión diplomática llegó al país para promocionar dos programas para emprendedores. Allí señaló que el cierre de las negociaciones para un acuerdo comercial entre Ecuador y la UE demostró que "siguiendo las líneas rojas del Gobierno" se puede llegar a un convenio.

Sin embargo, en el caso de EE.UU., el proceso es diferente al que se siguió con Europa debido al tema político. Incluso, la misma Embajadora reconoció que el tema debería tratarse en el marco del diálogo político, que no se ha concretado.

Este podría reactivarse con la visita de la secretaria adjunta para el hemisferio occidental de EE.UU., Roberta Jacobson, que estaba previsto para agosto, pero que quedó suspendido.

Cristian Espinosa, quien fue, hasta la semana pasada, presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriana Americana (Amcham), comparte el criterio de Cely sobre la política. Además, asegura que el proceso sería más complejo debido a que ellos se han centrado en la firma de tratados de libre comercio tradicionales.

"Existe un grado de ambición, por el lado de EE.UU., un poco más fuerte. Y sería una negociación con sesiones mayores. Eso es lo que tiene ese país con los centroamericanos, Chile, México y con todos con los que firmó un TLC".

Con esta posición concuerda Roberto Aspiazu, del Comité Empresarial Ecuatoriano. Él asegura que en la charla que mantuvieron los empresarios con el ministro Rivadeneira, el funcionario señaló que EE.UU. ha negociado acuerdos comerciales más rigurosos, diferentes a los que tiene el país con la UE.

"Aunque, finalmente la administración de (Barack) Obama ha adoptado una línea más proteccionista. Yo no dudo que con el referente de Europa se pueda negociar con ellos (...). Sin embargo, hemos tenido fricciones (...) es difícil sentarse en una mesa de negociación en el que la que el ámbito de la relación bilateral no se encuentra del todo resuelto".

El Gobierno, a diferencia de lo que ocurrió con la UE, no ha mostrado un interés por concretar este convenio. De hecho, el pasado 31 de julio se cumplió un año de la pérdida de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas (Atpdea), que permitía el ingreso de diversos productos nacionales al mercado estadounidense con cero aranceles.

Desde ese momento hasta ahora el impacto ha sido para empresas exportadoras de ítems como brócoli y atún, que deben pagar altos aranceles para ingresar a EE.UU. Firmas como la brocolera Nova dejaron de exportar a dicho mercado y tuvieron que encontrar otros destinos de venta. Para evitar mayores afectaciones el Régimen destinó, el año pasado, un abono tributario. Hasta junio se entregó unos USD 19 millones.

Las inversiones

El TBI. Ecuador tiene un tratado bilateral de inversiones (TBI) con EE.UU. El Gobierno ha anunciado que busca denunciar el TBI.

10 años. Hasta ahora no ha hecho la denuncia. Aún si se lo denuncia, el TBI estará vigente 10 años más por el tramo de protección.