placeholder
Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

El aficionado a la cocina tiene un local diseñado a su medida

Crear un local dirigido a los aficionados del mundo culinario fue la estrategia del grupo Comohogar para llegar a un nuevo segmento. “Hemos visto una tendencia de convertir la cocina en un espacio de esparcimiento y diversión. Cada vez son más los apasionados por la gastronomía en el país”, dice Lorena Fabara, gerente de marketing del grupo.

Así, hace cerca de tres años surgió la idea de crear un local especializado en la venta de instrumentos y en la enseñanza de técnicas culinarias. Hoy, la idea tiene forma bajo el nombre de Sukocina; su local se inauguró en el centro comercial Village Plaza de la vía a Samborondón. La compañía invirtió cerca de USD un millón para instalar esta tienda.

En el local, que mide 1 000m², se comercializan desde refrigeradores, licuadoras y hornos, hasta espátulas, rayadores, cucharas, especias, conservas y más. “De cada producto hay distintas versiones, precios y tamaños, para todos los gustos y necesidades”, afirma Fernando Haro, gerente del local.

En el sitio también se ofrecen cursos de cocina, en el denominado Experience Center, que ocupa 200 m² de la construcción. Este espacio cuenta con cuatro estaciones. Cada cubículo tiene capacidad para máximo seis personas y una pantalla transmite las instrucciones desde la estación del chef a través de una cámara. Además, cada cubículo está equipado con dos hornos, un lavamanos, un extractor de olores y una cocina de la línea de lujo GE Monogram de la marca General Electric.

Esto es una estrategia conjunta de promoción con la firma Mabe, fabricante y comercializadora de productos General Electric en Ecuador. Así lo explica Roberto Guerrero, gerente de mercadeo de Mabe. El ejecutivo agrega que, basados en esta estrategia, la empresa espera aumentar las ventas un 8%.

Los cursos tienen distintas temáticas como repostería, cocciones y texturas de mariscos, prácticas con pollo, entre otras. Los precios del curso van desde USD 20 hasta 280, dependiendo del instructor y la temática. La duración promedio de estos talleres es de un mes.

Entre los chefs internacionales que dictarán los cursos constan Sumito Estévez y Henry Richardson. Los locales son Francisco Puig, Dimitri Hidalgo y otros destacados de la gastronomía nacional.

Otros de los productos que se ofrecen en el local son libros de cocina. “Contamos con un exclusivo portafolio de productos”, dice Fabara. Los representantes de este negocio son optimistas y proyectan facturar USD tres millones aproximadamente en este año.

Melissa Yánez es aficionada a la repostería y se dedica a la elaboración y venta de postres bajo la marca Sugarland. Opina que “es una propuesta novedosa que va aportar al crecimiento del mercado”.