papa chola Choli

La planta de procesamiento de papa chola congelada de la marca Choli que produce Hortaleg cuenta con un proceso de precocido, prefrito y congelación en IQF. Foto: Julio Estrella / LÍDERES

Alberto Araujo (I) 
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 16
No 0

En el agro sí hay valor agregado

4 de octubre de 2015 15:29

La agricultura está en el ADN de estos emprendedores. Pero siendo el Ecuador un país primordialmente agrícola (fuera del petróleo), la idea de crear una empresa del sector, debía estar acompañada de un valor diferenciador y particular. Es bajo esa línea que se fundó Hortaleg en el 2011 cuenta su gerenta, Ana García.

Hija de Julio García, un ingeniero agrónomo manabita, Ana buscaba aprovechar el bagaje de su padre y sus abuelos que mantenían cultivos de naranja, limón, cacao y maíz en Manabí desde hace 80 años y repotenciarlos con mayor tecnificación y una estrategia más inteligente de penetración en el mercado local.

De esta manera, García decidió desvincularse de la institución bancaria donde laboraba y comenzó a trabajar en la obtención de semillas de alta calidad de productos agrícolas diferenciados como el tomate cherry, las acelgas de colores y pimientos sin pepa para un mercado más específico.

La zona elegida para siembra fue la hacienda San Alfonso entre Píntag y Santo Domingo de Patichumbamba, al sureste Quito, ya que era una propiedad también de la familia y por su cercanía a la capital donde se encontraba su principal nicho de mercado.

A la calidad de la semilla se le sumó un cuidado minucioso de los cultivos y un seguimiento de cada lote de productos para una mejor evaluación de la calidad, la posible identificación de problemas y, en consecuencia, la obtención de vegetales de primer nivel.

Pero, además de la venta de estas hortalizas, de frutas y maíz que continuaba en Manabí, García narra que también decidieron ingresar en el cultivo de papa chola.

Esta variedad de tubérculo creada en el país es altamente apetecida por su sabor y calidad, reconoce García. No obstante, ha perdido cierto terreno en las nuevas generaciones, invadidas por las papas importadas de las cadenas de comida rápida. Adicionalmente, el producto es “víctima” de una amplia fluctuación de precios, por los cientos de productores en el país y las condiciones climáticas y de plagas que cíclicamente también atacan a estos cultivos.

Es por ello que Hortaleg decidió en el 2012 trabajar en el proyecto de darle el valor agregado a la papa y venderla congelada lista para freír. Con ello se podría mantener fresca más tiempo que la papa sin procesar y penetrar en los mercados masivos de comida rápida.
Pero García destaca además que la motivación venía del lado de que permanezca la identidad gastronómica cultural del producto.

Además, reconoce el sabor de la papa chola, su valor nutricional, la consistencia y lo crocante.

Dos años de pruebas, sin embargo, tomó la consolidación de este producto estrella de Hortaleg y una importante inversión en la planta para el precocido, la prefritura y el congelamiento de cada uno de los bastones en la máquina IQF adquirida en EE.UU.

Tras llegar a la fórmula perfecta, en mayo del 2014 salieron a la venta las primeras fundas de papa chola de bastón congeladas con la marca Choli, cuenta el jefe de producción de Hortaleg, Juan Pablo Loayza, quien además destaca que el mismo proceso y las cualidad de la papa impiden que absorba mucho aceite. Por ello, la Arcsa le dio al producto tres semáforos en verde, por ser bajo en sal, grasa y azúcar.

La papa Choli permitió un repunte en las ventas de Hortaleg en los últimos años (ver infografía). En el momento, se vende en restaurantes de comidas rápidas y los principales autoservicios del país en cuatro presentaciones: el bastón recto tradicional, el bastón rizado, el bastón con puntas de cáscara y el corte curvo artesanal grueso con cáscara.

El representante del grupo de restaurantes NU de la Plaza Foch en Quito, Diego Rodríguez, indica que adquiere el producto Choli desde hace cinco meses y ha tenido una importante acogida, sobre todo porque es papa chola de muy buen sabor que mantiene su textura. Además, indica, esto les ha permitido ahorrar costos porque antes producían sus propias papas.

Margarita Canchig, de Gadmedeba, empresa que distribuye alimentos a supermercados, restaurantes y catering, dice que gracias a Choli pudo añadir a su lista de productos -desde hace un año- las papas congeladas, que antes no ofertaba. Destaca que se fríe rápido y acumula muy poco aceite.

Hortaleg además produce leche y busca en un futuro ampliar la participación del mercado con la papa Choli y exportarla.

La Gerenta

Ana García 


Creemos profundamente en la agricultura como actividad fundamental para el desarrollo y reconocemos que un mejor futuro para nuestras generaciones involucra modelos de negocios agroindustriales más ambiciosos pero también más responsables. Hortaleg S.A aspira mantener un crecimiento sostenido a partir de la consistencia estratégica en las tres directrices para la empresa; su gobierno corporativo, el mercado y la responsabilidad de su entorno (social y ambiental).