placeholder
Trabajadores colocan en diferentes cajas las hojas de albahaca para su exportación al mercado estadounidense. El clima de El Quinche es el ideal para producir. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Trabajadores colocan en diferentes cajas las hojas de albahaca para su exportación al mercado estadounidense. El clima de El Quinche es el ideal para producir. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Albahaca de El Quinche se exporta a EE.UU.

26 de febrero de 2018 09:56

Cuando en Ecuador se habló de la importancia de diversificar la exportación, Ecuaverduras entendió el concepto.

Se trata de una empresa, conformada por cinco socios, que nació hace 10 años y que se dedica a la exportación de albahaca y cebollines frescos. Su oferta va a EE.UU.

Diego Romo, gerente general, cuenta que la compañía nació luego de que conocieron de la demanda que existía para estos productos en el mercado estadou­nidense. Esto lo confirman las diferentes oficinas comerciales de Pro Ecuador en ese destino.

“En pocas cantidades se ha enviado otras variedades de verduras. Una de ellos es el perifollo, que es un producto poco conocido en el país”, comenta Romo.

En 8 de las 12 hectáreas de la finca, ubicada en la parroquia de El Quinche (Pichincha), se cultivan los productos de exportación. Asimismo, la empresa tiene proveedores en otras plantaciones.

En el caso de la albahaca, que es el producto estrella de este lugar, desde que se siembra la semilla hasta que se recogen las hojas pasan cerca de 10 semanas. Una vez que la planta está madura, se realizan hasta cuatro cortes en cada una para recolectar el producto.

Tanto estas como los cebollines se exportan de forma fresca. Se empacan en cajas de 1 kilo o en aquellas de entre 6 y 7 kilos, con los cuidados necesarios para que no se marchiten en el viaje.

Desde que se realiza el corte hasta que el producto llega al cliente final toma entre dos y tres días. Los procesos son rápidos, ya que es un producto perecible.

Samuel Naranjo, gerente comercial y socio de la firma, asegura que lo que mayormente valoran los clientes es la calidad de los productos. Los empresarios les explican que la albahaca es una planta aromática y medicinal, que tiene propiedades para la salud y le da un buen sabor a los alimentos; mientras que el cebollín contiene fibras y permite acompañar en diversos platos tanto para alimentación como decoración.

Los compradores han destacado el hecho de que la albahaca de Ecuaverduras tiene una calidad mayor que la de otros competidores. El principal es Israel, aunque también hay productores en África y en América.

La empresa produce, entre albahaca y cebollín, 7 000 kilos al mes, que exporta en su totalidad. Aunque hay la capacidad para producir más, dependiendo de si se amplía la demanda y se accede a nuevos mercados.

De hecho, ese es el propósito de esta compañía. A mediano plazo busca poder exportar a la Unión Europea, aprovechando las ventajas del acuerdo comercial. Para ello está trabajando junto a la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor y Corpei).

Rafael Gómez de la Torre, presidente de la Asociación de Productores de Frutas y Legumbres (Aprofel), considera que en el mundo existe amplia demanda por los vegetales frescos, entre los que están los de Ecuaverduras.

La compañía quiere exportar, además, nuevos tipos de productos frescos y procesados. Los socios consideran que la finca goza de un clima privilegiado, lo que le permite que cualquier producto que se coseche sea de calidad.

La época de mayor demanda de los productos de Ecuaverduras es durante el invierno del hemisferio norte. El pico se encuentra desde la última semana de noviembre hasta la segunda de enero.

La oferta se comercializa a los mayoristas, quienes se encargan de colocarla con diferentes clientes. Algunos de ellos pueden ser supermercados y otras industrias procesadoras de alimentos que fabrican productos como pesto.

Para responder a esta demanda, los socios están conscientes de que deben mantener las plantaciones siempre productivas. Para ello se realiza en los lotes, tanto de albahaca como de cebollín, una rotación de cultivos.

En aquellos lotes donde no se siembran estos productos se colocan otros como perejil, brócoli, remolacha, culantro, etc., que se venden en el mercado local. Se trata de vegetales secundarios, cuya producción varía por temporada o por requerimientos.

Según Aprofel, estos también podrían servir para la exportación bajo la modalidad de vegetales frescos e incrementar las ventas no tradicionales del país.

El Banco Central del Ecuador (BCE) informó que el año pasado las ventas en ese segmento sumaron USD 5 085 millones, es decir, crecieron un 4,2% en relación con lo registrado el año 2016.

Cifras 

1 Programa de asistencia para poder exportar al mercado europeo es al que calificaron a través del trabajo con la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor) y Corpei.

2  Áreas de trabajo tiene la firma procesadora de albahaca y cebollín. En la primera se encuentran las plantaciones y en la segunda se realiza el procesamiento y empaque de productos.

100. Por ciento de la exportación de la empresa va a EE.UU. A futuro busca llegar a Europa.

El gerente

Diego Romo

En EE.UU., estos productos son ampliamente conocidos, aquí son alimentos que no son de consumo tradicional. Al tener buenas condiciones de cultivo en el sector hubo la necesidad de buscar mercados en el exterior, donde tienen capacidad de pago y reconocen los productos de la empresa. Se trata de una buena propuesta de negocio para la exportación y productos que tienen gran calidad. Lideramos la exportación de estos productos por mucho tiempo.