Cortesía: BANCOEX
Xavier Montero C. Redacción Guayaquil / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

Alberto Vollmer: 'Ser empresa productora en Venezuela no es fácil'

El presidente ejecutivo de la firma venezolana Ron Santa Teresa, Alberto Vollmer, analiza los retos de la empresa privada en aquel país. Esta firma licorera, cuyas ventas anuales superan los USD 100 millones y está ubicada dentro de las 100 empresas más grandes de Venezuela, cuenta con más de 500 colaboradores directos. Vollmer expuso durante la exposición Venezuela Exporta del Banco de Comercio Exterior (BancoEx), realizada la semana anterior en el Centro de Convenciones (Guayaquil). Ron Santa Teresa mantiene una producción de 1,5 millones de cajas de ron premium al año (con nueve botellas por caja).

¿Cómo enfrenta el sector privado las épocas de escasez de productos básicos en Venezuela?
La escasez en Venezuela es un tema de fondo. Al ser una economía petrolera, dependemos de más y más importaciones. Lo que ha sucedido es que la asignación de dólares ha ido de sector en sector. La escasez no es general, son deficiencias puntuales donde de repente este mes faltan algunos rubros, luego el siguiente mes pueden existir algunas faltas en otros rubros. Sí, se ha convertido en un tema político, pero la única forma de remediar eso es repotenciando el sector productivo. Creo que el Gobierno venezolano está haciendo un esfuerzo por acercarse al sector privado.

¿Y cómo piensan aprovechar los empresarios privados esa escasez puntual de recursos?
Eso no es fácil. La oportunidad real que tenemos en Venezuela es sentarnos a fomentar el diálogo entre sectores que han estado polarizados durante demasiado tiempo. Al final, si seguimos divididos seguiremos siendo débiles. Lo primero es ponerse de acuerdo en cuál es nuestro rol en la política económica, en la producción, en la exportación… ¿El mercado latinoamericano es clave para el empresario venezolano ante una Unión Europea en recesión?
Hay cosas fundamentales que se deberían plantear para llegar a esa meta, como, por ejemplo, las rutas aéreas entre las principales ciudades de la región. Simplemente el viajar entre las diferentes capitales de Sudamérica es complicado. De allí que la cuestión es cómo nos unimos más. El reto de la región es pasar del sector primario, el de los 'commodities', a una mayor industrialización y ver cómo pasar al de la creación de servicios, marcas, etc. Allí realmente está el valor a largo plazo. Eso busca Venezuela integrándose al Mercosur y ojalá logre integrarse a más estrategias de este tipo.

¿Cómo ha evolucionado el empresariado privado en su país?
Ser una empresa productora en Venezuela no es fácil. Eso debido a que nuestra economía es básicamente petrolera. En Ron Santa Teresa hemos tenido que apuntar a la eficiencia. El empresario ha aprendido a actuar inteligentemente ante todo lo acontecido en lo político. En estos últimos 15 años, como organización, nos fortalecimos justamente porque aprendimos a valernos por nosotros mismos. Exportar desde Venezuela es muy complicado, se tiene un dólar controlado y los tipos de cambio monetario hace que nuestra producción sea costosa. Hemos tenido que ser ingeniosos para seguir en competencias, pues hace 15 años estábamos en 10 países y ahora, en 35.

¿Ingeniosos, cómo?
Por ejemplo, nuestro Proyecto Alcatraz. Hace una década sufrimos un robo en la planta y sabíamos que la Policía corrupta mataría al delincuente y eso nos podría afectar. Le propusimos trabajo a los antisociales que nos robaron y creamos un programa de reinserción laboral que abarca a más de 2 000 niños y jóvenes en situación de riesgo.


Más sobre Sta. Teresa
La firma. Cuenta con 200 años de historia y es un producto emblemático de Venezuela.

Sus rones. Cuentan con denominación de origen y son premium, de hasta 35 años de añejamiento.


LA FRASE:
'La oportunidad real en Venezuela SEnS es sentarnos a fomentar el diálogo entre sectores muy polarizados'.