placeholder
Ivanna Zauzich / Redacción Cuenca
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Alfredo Gangotena: ‘El consumo en sí no es malo, sino comprar sin racionalizar’

El Gerente de Marketing de MasterCard Worldwide, Alfredo Gangotena, aborda el crecimiento del mercado de las tarjetas de crédito y cómo incide en las deudas.

El ejecutivo ecuatoriano, quien ejerce su cargo en Nueva York (EE.UU.), analiza el uso actual del dinero plástico, el incremento en los pagos electrónicos y el sobreendeudamiento, que se revierte con la educación financiera.

Desde su perspectiva, ¿cómo está el mercado mundial de las tarjetas de crédito?

Estamos viendo indicadores de que los pagos electrónicos (débito, crédito, prepago...), tienen acogida entre los consumidores. Esta es una evolución por la necesidad de los clientes de encontrar métodos de pago prácticos, que se adapten a su realidad en sociedades cada vez más urbanas y dinámicas. Hoy, la eficiencia, el ahorro de tiempo y la seguridad son elementos clave.

¿Por qué conviene utilizar el dinero electrónico en vez de efectivo?

Por varias razones. En el caso de los consumidores, el uso de efectivo –monedas y billetes-, es incómodo e inseguro. Igualmente, para los comerciantes e instituciones financieras implica un costo el transporte y los operativos de seguridad para manipular el dinero físico. Algo clave es que el mundo está globalizado y realizar transacciones en diferentes monedas es un inconveniente. Por eso, las soluciones de pago electrónico tienen, cada vez, mayor acogida.

De las transacciones comerciales a escala global, ¿cuántas se realizan a través de medios electrónicos?

Aún es poco. Solo el 15% se realiza mediante medios electrónicos y el resto con efectivo y cheques. Como MasterCard, esta cifra nos abre una oportunidad para crecer en el mercado.

Detrás de la mayor utilización de tarjetas de crédito en el mundo, ¿se debe trabajar en concienciar al consumidor?

Claro. El pago electrónico es una herramienta de desarrollo en la sociedad. Su buen uso potencia los sistemas crediticios e impulsa a la calidad de vida. Este progreso debe ser combinado con programas de educación financiera para fomentar mejores hábitos de consumo. Hoy, el dinero plástico o digital no es un lujo, por el contrario es un instrumento que ofrece beneficios a consumidores, comercios y gobiernos.

¿Cómo el uso de tarjetas de crédito ha influenciado en el sistema financiero? ¿Existe una mayor colocación de créditos?

El uso de tarjetas de crédito y los pagos electrónicos han influenciado la forma de vivir, comprar, negociar. Desde 1970, la industria ha evolucionado con la introducción de medios de pago electrónicos que facilitan las transacciones. Los consumidores también aprenden a manejar su dinero porque tienen la información sobre los consumos realizados. Otra tendencia es la integración de la tecnología de pagos con el avance en la telefonía móvil e Internet. Esta tendencia amplía las posibilidades de brindar productos y servicios a nuevos segmentos de consumidores.

En esa tendencia, ¿qué hace MasterCard?

Por ejemplo, tenemos una alianza con la firma Telefónica para que los consumidores realicen pagos mediante su celular. Esta medida facilitará la interacción entre clientes, comerciantes e instituciones financieras. Esto porque desde su celular realizarán pagos.

¿Cuáles cifras maneja con respecto a la bancarización a escala mundial?

Cerca de 2 500 millones de personas en todos los países no acceden a una entidad financiera. Tampoco solicitan créditos, seguros, cuentas de ahorro, etc. Creo que el acceso a soluciones de pago para llegar a diferentes segmentos de la población es clave para facilitar la vida de los consumidores. De hecho, el proyecto de pago mediante celulares se enfoca en el sector rural, donde escasean los bancos.

¿Cómo ve el escenario ecuatoriano con respecto al uso de tarjetas de crédito?

Ecuador es uno de los países importantes dentro de la estrategia de MasterCard, ya que es un mercado atractivo por su crecimiento macroeconómico, que se refleja en tasas de crecimiento y flujos de inversión. Igual de importante es la evolución en los hábitos de los consumidores ecuatorianos. Un ejemplo es la alta penetración de la telefonía celular. Esos factores abren oportunidades para crear soluciones para llegar a más clientes en este mercado.

¿El sobreendeudamiento del que se habla en Ecuador es una tendencia mundial?

A pesar de que la deuda personal ha crecido, en todos los países en los últimos años, no debemos olvidar que el consumo es uno de los motores del crecimiento económico. El consumo en sí no es malo, sino comprar sin racionalizar.

Hay criterios que dicen que el sobreendeudamiento se debe a la facilidad para otorgar tarjetas de crédito. ¿Es cierto o el tema apunta a la falta de educación del consumidor?

No es el caso de MasterCard, ya que contribuimos a la formación de los consumidores, para fomentar el gasto prudente e inculcar la responsabilidad en las finanzas. Desde el 2007, en América Latina y el Caribe, tenemos el programa Consumo Inteligente. Esta es una plataforma de educación del consumidor que ayuda al cliente a desarrollar hábitos responsables de gasto, incentiva al ahorro y educa para manejar idóneamente los medios de pago electrónicos.

¿En qué consiste el programa Consumo Inteligente?

En la web www.consumointeligente.org damos ‘tips’ para el manejo del dinero. Hay consejos para hacer un presupuesto, administrar las finanzas familiares, formas de ahorrar, solicitud de créditos, hojas de ingresos y gastos, entre otras herramientas. También advierte sobre las señales de endeudamiento. De esta manera, los visitantes se familiarizan con nociones de educación financiera, manejo prudente del dinero y, sobre todo, se enfatiza la importancia del ahorro.

ACERCA DE ALFREDO GANGOTENA

Su trayectoria en mastercard está definida por ascensos

En el 2004. Fue Vicegerente Comercial para la región Asia Pacífico, desde Singapur.
En el 2006. Se desempeñó como Presidente de la compañía para 11 países de Europa y lo ejercía desde Bruselas (Bélgica).
En el 2010. Presidente de los productos de MasterCard Worldwide para Europa.