placeholder
Lourdes Zapata, gerenta general de Polifoamflex, diseña almohadas de espuma flexible con memoria en diferentes densidades y modelos. Foto: Armado Prado / LÍDERES

Lourdes Zapata, gerenta general de Polifoamflex, diseña almohadas de espuma flexible con memoria en diferentes densidades y modelos. Foto: Armado Prado / LÍDERES

Con estas almohadas ella sueña en grande

29 de marzo de 2018 09:09

Encontrar una almohada ideal para cada persona puede ser todo un dilema. Hay quienes se sienten cómodos cuando reposan sobre cojines duros, otros prefieren algo blando y algunos, incluso, no utilizan nada debajo de su cabeza mientras duermen.

Para satisfacer los diversos gustos en el momento de elegir este producto, Lourdes Zapata, gerenta general de Polifoamflex, elabora almohadas que se adaptan a la necesidad física de cada persona, desde julio del 2016.

Su experiencia de más de una década en el manejo de espumas flexibles con memoria, que son similares a una esponja, le permitió emprender y diseñar productos diferenciados. Para este proyecto invirtió USD 20 000.

Tras renunciar a su trabajo anterior hace dos años, Zapata decidió fabricar cojines funcionales para personas que sufren de reflujo, tienen afecciones en la columna vertebral, dolores de espalda u otras condiciones.

Para cubrir estas necesidades, esta emprendedora ofrece dos tipos de almohadas en tres tipos de densidades. Según cada preferencia, sus clientes pueden elegir entre almohadas clásicas o anatómicas, que se adaptan a la forma de su cabeza y a su cuello. Y, además, se puede optar entre una suave, semidura o dura.

Este tipo de implementos son elaborados a base de una espuma flexible que ‘tiene memoria’. Para lograr estos resultados, Zapata emplea diferentes fórmulas.

En su taller ubicado en el sector de La Argelia, en el sur de Quito, esta emprendedora realiza las mezclas de materias primas, que son importadas desde Estados Unidos; las coloca sobre moldes especiales, fabricados especialmente para estos productos.

En el proceso de fabricación de las almohadas colaboran ocho personas. El área de trabajo tiene 50 metros cuadrados.

Los cojines de espuma flexible que obtiene de este proceso son colocados dentro de unas fundas de tela, que sirven para cubrir el producto. Estas son antiácaros e hipoalergénicas. Además, incluye un cierre que facilita el lavado.

Las telas son producidas en Colombia. Gonzalo Carrera, asesor comercial de Pat Primo, menciona que Zapata selecciona estos insumos de manera periódica. Ella adquiere, en promedio, 300 metros al mes de estos textiles para confeccionar las fundas de tela que protegen las almohadas.

Finalmente, estos cojines son colocados en empaques de plástico para comercializarlos. Elizabeth García, trabajadora de Primadecor S.A., menciona que las bolsas plásticas son diseñadas a la medida para que el producto tenga una buena presentación.

El costo final de una almohada es de USD 35, sin importar el modelo. Zapata comercializa el producto en su almacén ubicado en La Argelia, en las calles El Ángel E7-308 y Bilovan; en ferias y atiende pedidos a través de llamadas telefónicas al 098 316 7963.
Hasta la fecha, esta emprendedora ha vendido alrededor de
1 000 almohadas. En promedio, su actividad le genera ingresos de alrededor USD 4 200 al año.

Actualmente, Zapata se enfoca en reunir los requisitos para poder colocar su producto en cadenas de supermercados, farmacias y hoteles. Ella está convencida de que su producto es una garantía para descansar de manera placentera. “Es una inversión que vale la pena, porque los clientes podrán disfrutar de su sueño y cuidar su salud, al mismo tiempo”.

Para Ana de Paredes, este producto le ha ayudado mucho dormir mejor. Antes, ella no se sentía cómoda con las almohadas tradicionales, porque le causaban dolores en el cuello. Pero, desde que adquirió Polifoamflex descansa a gusto en las noches. Por esto, incluso decidió obsequiar una a su suegro, en agosto del 2017.

César López, otro cliente, comenta que se siente más cómodo desde que usa la almohada anatómica semidura. Sus problemas de columna lumbar ya no le interrumpen su descanso, como ocurría anteriormente.

Aparte, Zapata tiene planificado desarrollar nuevos productos. Entre los proyectos está diseñar cojines para personas con capacidades especiales o soportes anatómicos para el espaldar de las sillas. Ya tiene un prototipo.