placeholder
Pablo Macías y Esteban Rodríguez dirigen Proyección Futura. Esta empresa recicla llantas y las convierte en grano de caucho que se usa en canchas de fútbol sintéticas, parques, etc. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Pablo Macías y Esteban Rodríguez dirigen Proyección Futura. Esta empresa recicla llantas y las convierte en grano de caucho que se usa en canchas de fútbol sintéticas, parques, etc. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Este equipo da otro giro a la gestión ambiental

5 de febrero de 2018 14:51

En el país se consumen, cada año, 3,5 millones de neumáticos. Buena parte de estos artículos se convierten en desechos y, por lo general, pasan a ser elementos contaminantes.

Parte de esos neumáticos son, desde el 2014, una suerte de insumo de trabajo de Proyección Futura, una mediana empresa quiteña que inició sus operaciones en el 2006 y que en noviembre del 2017 recibió un reconocimiento del Pacto Global Ecuador por su trabajo ambiental.

En el 2006, el manejo de residuos no tenía políticas tan definidas como las que se cuentan en la actualidad. Eso no fue impedimento para que Esteban Rodríguez y Pablo Macías, con un tercer socio, arrancaran con esta empresa que se enfoca en dar un nuevo giro al manejo de residuos.

Al principio, Proyección Futura trabajaba en el manejo de desechos como papel, botellas plásticas, metales y piezas de equipos electrónicos, según cuentan Rodríguez y Macías. “Empezamos sin referentes y nos fuimos abriendo paso en el mercado”. Con el tiempo, de los tres socios iniciales solo quedaron Rodríguez y Macías, gerente administrativo financiero y gerente comercial, en su orden.

Este modelo de trabajo se mantuvo hasta el 2013. Para ese año, había una mayor conciencia en el manejo de residuos y el negocio marchaba bastante bien. A partir de ese año, la empresa decidió enfocarse en el manejo de desechos especiales. Estos incluyen neumáticos, teléfonos celulares y equipos electrónicos.

El nuevo giro obligó a reestructurar la empresa, que sumaba 22 empleados hasta el 2013.
La estrategia consistió en trabajar con importadores de neumáticos que, por una normativa del Ministerio del Ambiente, están obligados desde hace tres años a gestionar el reciclaje de un porcentaje de las llantas que traen al país. Para Proyección Futura esa regulación se convirtió en una oportunidad para expandir el manejo de esta clase de residuos.

Juan Fernando Palacios, gerente de llantas PCR, del grupo Cepsa, recuerda que la empresa en la que trabaja tenía la necesidad de gestionar los neumáticos usados de sus clientes. “Buscábamos una empresa que nos ayude en el tema y supimos de Proyección Futura.”
Según Palacios, el trabajo de la empresa es excelente. “Su sistema de recolección funciona muy bien”. Cada año, el grupo Cepsa provee de unas 25 000 llantas viejas a Proyección Futura.

El trabajo de esta pyme no termina en la recolección de residuos. Con los neumáticos viejos elabora y oferta nuevos productos. Para esto cuenta con Grin, la hermana menor de Proyección Futura; esta empresa, que tiene su planta en Checa (al oriente de Quito) procesa y recicla neumáticos; los convierte en grano de caucho y polvo de caucho. Estos insumos se utilizan en canchas de fútbol sintético, pistas de atletismo, suelo de parques, etc.

Desde el 2014 hasta la fecha, Grin ha procesado unos 700 000 neumáticos desechados. Esa es la principal contribución con el ambiente, explican Rodríguez y Macías. Ellos tienen claro que el manejo de basura es una tarea compleja y para eso se apoyan en empresas, vulcanizadoras, recicladores y más proveedores.

Este año, para agilizar el trabajo, están por lanzar una aplicación móvil. Así continúan innovando.