placeholder
La educación de calidad es la clave para salir de la pobreza. Foto referencial: Pixabay

La educación de calidad es la clave para salir de la pobreza. Foto referencial: Pixabay

Agencia EFE
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Educación de calidad, clave contra la pobreza y desigualdad, según expertos

19 de mayo de 2015 10:16

Expertos latinoamericanos apostaron este martes (19 de mayo) por la educación de calidad como elemento clave para desarrollar un modelo productivo que consiga la disminución de la pobreza y la desigualdad en la región.

Rebeca Grynspan, secretaria general iberoamericana, Mario Pezzi, representante de la OCDE, y Mario Cimoli (CEPAL), junto a Germán Ríos (CAF) y Jesús Gracia, secretario de Estado español de Cooperación Internacional, participaron en una jornada sobre las Perspectivas económicas de América Latina en 2015, organizada por la Segib.

El punto de partida fue el informe elaborado con la colaboración de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Grynspan destacó que la educación de calidad será "clave" para llegar a la "equidad", una asignatura pendiente en América Latina, en su opinión, pese al crecimiento económico de los primeros diez años del siglo XXI.

Recalcó que el informe apuesta por alinear mejor la oferta de capital humano más formado, con las necesidades de un sector productivo más centrado en la innovación y en la tecnología, superando una economía basada en la explotación de las materias primas.

Por su parte, Cimoli explicó que la reducción de la desigualdad y los índices de pobreza no se consigue sólo con políticas sociales, sino que es "fundamental" la educación para poder aumentar la productividad. "Se ha dicho eduque, eduque, eduque, pero si la estructura productiva es la misma, todos esos educados van a acabar manejando un taxi", dijo el representante de CEPAL.

Subrayó que "ningún país de América Latina puede hacerlo solo", por lo que apostó por un modelo de integración regional. Los participantes recordaron el crecimiento económico que vivió América Latina en la primera década del siglo XXI, que ha generado una clase media más pujante, pero también señalaron la ralentización económica que vive la región desde 2012.

El propio informe sobre perspectivas económicas de América Latina recoge que en 2014 el crecimiento en la región fue menor del 1,5 % y prevé para 2015 una recuperación de entre el 2 y el 2,5 % muy por debajo de la media de años anteriores.

No obstante, la secretaria general iberoamericana afirmó que "si bien hay una desaceleración, no hay una crisis generalizada" en América Latina. Según Pezzini, las clases medias son más exigentes frente a los poderes políticos y "colocan a los gobiernos en una situación de evaluación continua".

El representante de la OCDE alertó de la posibilidad de que se rompa el "contrato social" entre los gobernantes y la ciudadanía, que, dijo, "tiene una especial sensibilidad ante la corrupción y el deterioro institucional". "Necesitamos una nueva agenda de crecimiento inclusivo", opinó Pezzini.

Por su parte, Germán Ríos reafirmó el apoyo del CAF a los países de América Latina para que puedan crecer a tasas superiores al 4 % con el fin de mejorar la vida de los ciudadanos. Jesús Gracia destacó la estrecha relación que tiene España con América Latina, que calificó de "natural" y los vínculos económicos, sociales y culturales que tiene este país con la región.