Marcelo Vázquez fue dirigente gremial. Tiene 36 años en la cátedra. Foto: Xavier Caivinagua para LÍDERES

Marcelo Vázquez fue dirigente gremial. Tiene 36 años en la cátedra. Foto: Xavier Caivinagua para LÍDERES

Giovany Astudillo
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 2

El amor por la poesía surgió con la lectura

5 de octubre de 2017 14:06

Por su afición a la lectura le surgió otra pasión: la poesía. El director del Departamento de Educación Continua de la Universidad de Cuenca, Marcelo Vázquez, ha publicado siete poemarios.

Son textos románticos, en su mayoría, que fueron dedicados a su esposa, a sus hijos y a la unidad familiar. También, evocan las vivencias personales o problemas y otros son para sus amistades.

El último y reciente poemario se titula ‘Entre nubes de papel’. Los anteriores fueron ‘Pensamiento’, ‘Un baúl de recuerdos y un puñado de sueños’. Tienen un lenguaje coloquial, personalista y de fácil lectura, señala Vázquez. Todos fueron apoyados por la Universidad de Cuenca.

La lectura de los poemas del español Gustavo Adolfo Bécquer fue una inspiración para Vázquez. “Es un sentimentalista nato, que caló en mi afición”, cuenta el exgerente de la Cámara de la Pequeña Industria de Azuay. También, le gusta la poesía clásica como la de Pablo Neruda.

Su hábito por la lectura empezó en la adolescencia cuando tenía 12 años y cursaba el primer año del colegio Rafael Borja. En ese entonces una editorial y un medio de comunicación nacional publicaban libros de literatura, que se denominaba Ariel Juvenil.

Este economista, de 59 años, recuerda que esos textos salían cada miércoles y los adquirió todos. Era un gusto que compartía con un grupo de compañeros. Cada libro lo leía durante una semana para estar listo para el siguiente. “Me dedicaba, por lo menos, una hora al día. Cada uno tenía cerca de 40 páginas”. Eran obras clásicas de la literatura universal como ‘María’, de Jorge Isaacs.

Según Vázquez, eso aportó mucho a sus conocimientos literarios; por ello, cuando los profesores del colegio le recomendaban la lectura de algún texto, él ya tenía conocimiento. Con eso, logró un hábito de lectura diario, que perdura hasta la actualidad.

Ese gusto ha buscado transmitir a sus estudiantes universitarios durante los 36 años que tiene como docente de economía, microeconomía y otras cátedras.

A Vázquez también le gustan los textos de ciencia ficción. Tiene cerca de 100 libros vinculados con esa temática. Para él, estas publicaciones le permiten salir del trabajo diario. “Mi trabajo se centra en números, estadísticas y presupuestos, lo que da una formación esquematizada. Por eso, estos textos ofrecen otra visión social y más humana”.

Los libros vinculados a la economía, realidad local, ecuatoriana y Latinoamericana, también, entre las preferencias de Vázquez.

Además, tiene textos de macroeconomía, microeconomía, economía… Su intención es prepararse permanentemente. “En el caso de la realidad nacional tengo que recurrir a medios digitales y de comunicación”.

El catedrático tiene una biblioteca amplia, que ya no cabe en los estantes de su casa, por ello los tiene guardados. Por lo general, los libros los adquiere en cada uno de sus viajes a encuentros internacionales de educación continua. “Siempre busco los libros de literatura o de economía”.