Evelyn Tapia (I). Redacción Guayaquil / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

Andec ejecuta un plan estratégico para optimizar procesos

Acerías Nacionales del Ecuador (Andec) logró sustituir este año el 100% de las importaciones del material conocido como palanquilla. Se trata de la materia prima que utiliza para el trabajo de laminación de derivados para la construcción, como las varillas.

Proyectos como el túnel San Eduardo en Guayaquil; el edificio The Point, el más alto de Guayaquil y el Proyecto Hidroeléctrico Manduriacu, entre las parroquias Pacto y García Moreno, entre Cotacachi y Quito, se realizaron con los productos de acero Andec, una empresa que en el 2013 registró ingresos por USD 210 millones.

Con la producción de 250 000 toneladas de palanquilla, la firma -cuya planta está ubicada en el sur de Guayaquil-, alcanzó una de las metas sobre las que se cimenta su estrategia de crecimiento desde 1984, cuando la firma, constituida con capitales ecuatorianos y chilenos se fusionó con Fundiciones Nacionales del Ecuador, Funasa.

"Fue un proceso desde 1984; en las últimas dos etapas prácticamente tuvimos que hacer las adecuaciones e inversiones para producir hasta 135 000 toneladas hace unos tres años. Y la segunda etapa, que ya concluimos, para alcanzar a producir 250 000 toneladas", explica Hernán del Pozo, gerente de Responsabilidad Social de Andec.

Anteriormente, la palanquilla se importaba desde Brasil, Argentina, EE.UU. y Rusia; pero el plan de Andec, enfocado en la implementación de tecnología para transformar la chatarra proveniente de autos, barcos, refrigeradoras y otros desechos, les permitió no solo dejar de abastecerse de materia prima extranjera, sino incrementar unas 4 000 nuevas plazas de trabajo.

El presupuesto en innovación tecnológica es de USD 20 millones desde el 2012 hasta el 2015. Una de las inversiones más recientes es la que se destinó para la compra de un nuevo horno y en la implementación de una planta extractora de humos por USD 6 millones. El objetivo de esta inversión es reducir el impacto ambiental derivado del incremento de la producción de palanquilla.

La capacidad instalada de la planta, añade Del Pozo, les permitirá llegar a las 300 000 toneladas hasta el 2018. Sin embargo, acota que una de las limitantes en el país es la disponibilidad de chatarra. El ejecutivo teme que en el futuro sea necesario importar chatarra, "sería paradójico", comenta.

De la mano con su proceso de sustitución de importaciones, la empresa se ha enfocado en desarrollar un plan de fortalecimiento de procesos amigables con el medio ambiente.

En el 2008 se creó la Gerencia de Responsabilidad Social, cuyo presupuesto es de USD 350 000 al año. En esta división, se ha gestionado la implementación de sistemas como portales de detección de material radioactivo en la chatarra que se recepta para producir la palanquilla; además, el primer relleno de seguridad para la gestión final y controlada de los desechos peligrosos, que comprende un terreno de 230 hectáreas.

Entre los planes a corto plazo desde el 2015 y hasta el 2018 la empresa se ha planteado implementar certificación en punto verde, en huella de carbono, en huella hídrica y eficacia energética.

Actualmente, la empresa cuenta con un Sistema de Gestión de Energía ISO 50001, con el Ministerio de Electricidad y Energía Renovable.

Los reconocimientos

En Guayaquil. En los años 2011 y 2012, la firma fue galardonada con la Mención Honorífica del Premio a la Ecoeficiencia Empresarial, organizado por la M.I. Municipalidad de Guayaquil. Lo recibió por su gestión ambiental integral y de responsabilidad social que se desarrolla en Acerías Nacionales del Ecuador.

La insignia

'La visión se enfoca en el medioambiente'

Adelaida Álava. Técnica del área comercial

La empresa ha ido evolucionando de acuerdo con lo que va exigiendo el mercado, siempre innovando y mejorando los procesos de calidad.

Todos los proyectos que desarrollamos tienen una visión enfocada en el beneficio del cliente y en el medio ambiente. Yo creo que eso se debe a que ha tenido gerentes y representantes muy responsables; trabajo aquí hace 25 años y es lo que he visto.

Antes de que las empresas entren en este 'boom' de preocuparse por el medioambiente, Andec ya estaba trabajando en eso. Es parte de las convicciones de la firma, no porque una norma lo impone.

Como empleada en todo este tiempo, me siento orgullosa de trabajar aquí, uno siente seguridad de trabajar en una empresa tan seria.

"La empresa siempre ha estado innovando  y mejorando los procesos de calidad".