placeholder
The Wall Street Journal
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Angry Birds van del videojuego al parque de diversiones

Este diciembre se inauguró un nuevo parque bajo techo de actividades para niños basado en el videojuego Angry Birds. Este centro de entretenimiento se encuentra en la población de Vuokatti, en Finlandia, y constituye la última novedad en la serie de atracciones que ofrece este pequeño resort de esquí.

La popular franquicia del juego Angry Birds, de Rovio Entertainment Ltd., se ha convertido en un punto inusual y clave para las ventas del fabricante de equipos para parques infantiles Lappset Group Oy, que diseñó el de Vuokatti. Las atracciones de la empresa relacionadas a Angry Birds han catapultado las ventas 20% en un año a un récord de 57 millones de euros (USD 74 millones).

Los equipos de juegos de Lappset son solo una pieza del imperio en expansión de Angry Birds. Todo tipo de empresas, desde pequeños productores de dulces a la cadena de tiendas de ropa sueca Hennes &Mauritz (H&M) y el fabricante de juguetes estadounidense Hasbro Inc. se han subido al tren de Angry Birds.

Los personajes del juego, unos pájaros gordinflones con espesas cejas y picos anaranjados, están apareciendo en latas de refrescos, sandalias, libros educativos y más productos.

“Desde hace mucho tiempo dejamos de considerarnos una empresa de videojuegos”, dijo Peter Vesterbacka, director de marketing de Rovio, en una entrevista. “Somos una compañía de entretenimiento”.

La empresa espera que en dos años pueda generar la mitad de sus ingresos con licencias o regalías. El año pasado, su facturación total fue de 75,4 millones de euros (USD 98 millones). Casi un tercio de esta cifra vino de la división de comercialización de productos y licencias.

Lev Mazin, presidente ejecutivo de Ask Your Target Market, una firma de investigación especializada en el mercado en línea, señaló, sin embargo, que la marca Angry Birds está dando señales de fatiga. “Tarde o temprano, la gente empezará a buscar otras cosas que hacer”, dijo. El ejecutivo cree que es difícil sostener la narrativa necesaria para sostener las ventas de mercancía. “Lo más inteligente que puede hacer Rovio es seguir experimentando y tratar de dar en el blanco con otra oportunidad de oro”.

Rovio emplea a unas 500 personas en Finlandia y Vesterbacka calcula que otras 1 000 trabajan en otras partes del país en la producción de mercancía de marca Angry Birds. En contraste, el mayor empleador de Finlandia, Nokia Corp., ahora cuenta con una plantilla de 18 700 empleados, 6 000 menos que hace cinco años.

Para compañías como Lappset, el fenómeno de Angry Birds, que arrancó en 2009, llegó como un regalo del cielo.