Julio Escalante / El Comercio De Lima (GDA)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

El año del reciclaje

Algunas ideas que años atrás usted tiró a la basura podrían servirle ahora. Quizá no era el momento apropiado porque se requería invertir lo que aún no se tenía, no estaba preparado, faltaba tiempo o porque no se contaba con el equipo que llevase esa idea a buen puerto. También hay ideas para la mejora de su empresa que tuvo y quizá ya no recuerda. Otras ideas de negocio se desechan, porque parecen absurdas. Y quizá no lo son. Solo que uno no se ha enterado de que personas que pensaron lo mismo en el pasado sí trabajaron en ellas hasta el final y lograron tener éxito.

Algunas ideas se olvidan porque no existe el mercado y uno teme ser el pionero; porque se carece del conocimiento para hacerlas financieramente viables.

En general, las condiciones para arriesgarse e imponer una nueva idea mejoran cada año.

Solo hay que observar los logros de la tecnología y los cautivados clientes que esperan el último lanzamiento para correr a las tiendas. Imagine un escenario donde no se desechen ideas: primero se prueba si funcionan y si no, a buscarlas en el pasado.

Sin embargo, para reciclar ideas uno también debe haber cambiado. Si Ud. sigue pensando como hace 10 años y la forma de gestionar su negocio no ve hacia adelante sino que solo espera lo que pase para reaccionar, entonces difícilmente podrá darle nueva vida a una vieja idea. Reciclar lo que parecía inservible debería ser un propósito para el 2013.