Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

En los años 50 pasó de las varillas a los autos

La comercialización de productos de la industria ferretera y de repuestos para vehículos es la especialidad de Productos Metalúrgicos S.A. (Promesa). La empresa lleva 50 años de operaciones en el mercado ecuatoriano.

Promesa inició en 1962 en Guayaquil. La firma estaba enfocada en la venta de materiales de construcción. El producto principal que vendía hace medio siglo eran las varillas de hierro. Hoy, cuenta con un portafolio de unos 10 000 artículos y tiene cobertura nacional.

Uno de estos clientes es Electrocomercial Mejía. Paulina Hoyos es la gerenta de Adquisiciones de la firma. Ella señala que la relación comercial inició hace unos 20 años. Menciona que “son una empresa seria, con una gama de productos diversificada”. Además, destaca el buen servicio.

Este, según los ejecutivos de la empresa, ha sido el resultado de un recorrido de 50 años de innovación y cambios en el desarrollo del negocio. A finales de la década de los sesenta, Promesa incursionó en la comercialización de artículos de ferretería.

La diversificación del portafolio fue una fórmula para crecer. Así, debido a su participación en el mercado y un aumento de las ventas, adquirió un terreno en la vía a Daule (norte de Guayaquil). En ese terreno funcionaban sus bodegas.

A finales de la década de 1970, la compañía comercializaba aproximadamente 3 000 productos en la división ferretera, pero la inclusión de nuevos productos fue su estrategia de expansión. De esa manera, la firma arrancó su incursión en la venta de repuestos de vehículos.

En ese crecimiento, la empresa inauguró una oficina en Quito y construyó su nueva sede en Guayaquil. Lo hizo en la vía a Daule, donde estaban sus bodegas.

En 1985, Promesa apostó por la renovación en informática. La estrategia fue la sistematización de todas las áreas de la compañía. Esta y otras inversiones lograron que en 1990, la firma contara con un portafolio de aproximadamente unos 5 000 clientes.

“Durante los siguientes 20 años, Promesa ha seguido consolidando su portafolio e implementando tecnología de punta”, dice Alberto Bustamante, gerente general. Actualmente, la firma comercializa artículos de ferretería y repuestos para vehículos.

La cobertura de Promesa también se ha ampliado en el país, incluyendo la región Insular. Este es uno de los factores que llevó a la empresa a facturar USD 83 millones el año anterior. “En los últimos 10 años hemos crecido casi un 500 por ciento”.

Bustamante atribuye el crecimiento de la empresa a la dolarización (año 2000). “En los últimos 12 años, las personas en el país y de todo nivel han podido mantener y mejorar su poder adquisitivo, fomentando así el crecimiento del país y de su industria”. Agrega como otro factor de crecimiento la relación entre el mercado ferretero y el sector de la construcción. “El crecimiento de ese sector impulsa automáticamente a las empresas ferreteras”.

Verónica Coronel es jefa de Marketing del canal ferretero de 3M, uno de los proveedores de Promesa. Ella indica que la relación de negocios inició en el 2002 y que se ha manejado profesionalmente. “Además, tienen un gran equipo de trabajo y se preocupan por ofrecer productos de calidad”.

Coronel menciona como importante que el primer producto que introdujo la marca en la línea de ferretería se lanzó junto con Promesa. Agrega que la empresa les ha permitido llegar a los principales puntos de venta del país.

Otro cliente es El Automóvil Japonés del Sur. Franklin Tulcanaza, propietario, dice que empezaron a comprar a Promesa hace 15 años. “Hoy se han convertido en nuestro principal proveedor”.

Tags