Redacción Quito, [email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Aprender una segunda lengua brinda mejores competencias

El dominio de una lengua extranjera es un requisito indispensable cuando se piensa en ejercer la profesión o cursar estudios de cuarto nivel. Esa es la opinión de Lucía Lemos, decana de la Facultad de Comunicación, Lingüística y Literatura de la Universidad Católica, con sede en Quito.

Allí funciona la Escuela de Lenguas, donde se enseña inglés, francés, alemán, italiano, chino-mandarín, ruso, japonés, quichua, latín-griego y portugués. Las posibilidades de obtener una beca manejando adecuadamente una de estas lenguas también son amplias.

Este año, luego del proceso de selección y evaluación de la primera fase de la Convocatoria Abierta de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, 821 estudiantes obtuvieron una beca para estudiar un posgrado en una universidad del extranjero. Para esta clasificación se tomaron en cuenta los puntajes superiores a 75/100 en las pruebas de conocimientos.

Artículo de:


Logo posgrados

Estas calificaciones no solo se basan en los aprendizajes de materias especializadas sino también en el manejo de una segunda lengua que pueda aplicarse en la universidad escogida. "Muchas de las maestrías, doctorados, clases o trabajos se reciben en el idioma del país al que el estudiante viaja. Sobre todo el inglés como lengua universal", dice Lemos.

Carlos Monge, director del centro de enseñanza Wall Street English, sostiene que no solo se debe estudiar el inglés para superar las pruebas de ingreso a las universidades de posgrado. Para él, en un mundo globalizado es trascendental que se conozcan otros idiomas y que estos sean aprendidos de manera nativa.

El profesional que cursó tercer nivel y que aspira a un cuarto, tiene que darse tiempo para aprender desde el inicio una nueva lengua. En este aspecto, las instituciones de enseñanza de idiomas de otros países como la Alianza Francesa o la Asociación Humboldt sugieren que se realicen los cursos en función del tiempo de cada estudiante. Para Alexandra Viollet, coordinadora de proyectos pedagógicos de la Alianza Francesa hay que tener calma por aprender. "Los cursos pueden llegar a dos años".

Los aprendizajes en general pueden durar entre un año y dos años. Pero los especialistas consideran que para aprender un segundo idioma, comprenderlo e incluso estudiar a través de este se requiere un tiempo extra de adaptación y un acercamiento más profundo para comprenderlo como si se hubiera nacido en el país donde se habla esa lengua.

Las ventajas La comunicación.  Aprender un segundo idioma puede ayudar al ejecutivo a reforzar la comunicación que entable en su vida profesional, de acuerdo con su desempeño.

Las oportunidades. Conocer dos o más idiomas hace que el perfil profesional sea más valorado, dice Lucía Lemos. Las competencias de la persona aumentan.