Redacción Cuenca
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 0

Ellos aprovechan el trabajo de las abejas

Diversificación es la palabra que define a la microempresa Apizum, con sede en el occidente de Cuenca. Su oferta incluye miel, polen, propóleo, jalea real, cera de abeja, hidramiel (bebida de extracto de frutas con miel), jabones y cremas hidratantes con este producto.

A más de eso, alquila colmenas (cada una tiene entre 30 000 y 50 000 abejas), cría abejas reinas y asesora a negocios relacionados a la apicultura. Sus ventas bordean los USD 700 al mes.

El negocio se inició en el 2000, cuando Naún Fidel Zumba perdió su empleo en una institución financiera afectada por la crisis bancaria de 1999. Después de enviar más de 100 carpetas y no conseguir trabajo, junto a su esposa, Gladys Arichábala, emprendieron en este segmento, porque sus familiares se dedicaban a la apicultura.

Con una inversión inicial que bordeó los USD 20 000, estos cuencanos compraron maquinaria para manipular las abejas, cajones y otros equipos. Con cuatro empleados sus ventas bordeaban los USD 200 al mes. El negocio empezó bien, pero por el fuerte invierno del 2000 perdió más de 600 000 abejas. También fueron víctimas de un robo en su taller. A pesar de ello, Zumba y Arichábala no desistieron e invirtieron una cantidad similar para empezar de nuevo.

En un inicio solo producían miel, pero a medida que su negocio se dio a conocer la pareja diversificó hacia otros productos y su marca Apizum se posicionó en el mercado cuencano.

Para Lucía Andrade, los productos de este emprendimiento son de buena calidad gracias al conocimiento en apicultura de estos cuencanos. Por eso, cada vez que los encuentra en ferias adquiere miel y polen para agregar a jugos y batidos.

Algo similar opina Ernesto Cabrera, quien conoció hace tres años estos productos, y los consume con regularidad. Este nutricionista prefiere endulzar sus postres con miel, ya que esta es procesada por el páncreas en minutos, mientras que el azúcar blanca tarda más de dos horas.

Los productos estéticos también tienen acogida. En las ferias, además de la miel y el polen, uno de los ítem estrella es la crema hidratante.

En la actualidad, Apizum cuenta con tres empleados que se encargan de la producción, comercialización y asesoría a los clientes interesados en la producción de miel y sus derivados.

Productos

Hidramiel. Este es un extracto de fruta con miel. Esta firma acaba de obtener el registro sanitario para el sabor de mora e irán tramitando para los otros sabores.

Jabones. Estos son elaborados con miel y su objetivo es hidratar la piel del rostro.

Turrón. Elaborado artesanalmente con miel, es una golosina para niños y adultos.