Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 0

La apuesta es ahora por grandes tanques

Una línea de tanques con capacidad para almacenar 10 000, 15 000 y 20 000 litros es el nuevo producto de Plastigama. Los tanques son elaborados para el almacenamiento de agua, especialmente en las industrias, la agricultura y en comunidades rurales en donde no hay acceso a redes de agua potable por tubería.

En julio del año pasado Plastigama decidió invertir en esta línea, que se oferta desde inicios de junio de este año. Según Juan Pablo Monar, superintendente de la división construcción de Plastigama, la firma observó que el mercado demanda este tipo de tanques en plástico, pues son más fáciles de transportar que uno de otro material.

"Empezamos a investigar y decidimos incorporar esta línea. Antes producíamos tanques de hasta 5 000 litros de capacidad y la demanda ha sido buena" indica. Para ello se construyó un galpón que alberga la maquinaria usada para la fabricación de esta línea de tanques. La inversión en la construcción de la planta fue de USD 15 millones y tardó un año.

Los tanques son fabricados mediante un proceso de rotomoldeo. Es decir, son elaborados en un solo cuerpo lo que permite que no existan filtraciones. Para ello se invirtió en la compra de una máquina y tres moldes de 245, 385 y 500 centímetros de alto.

La inversión fue de USD 1 millón. Existen dos clases de tanques, los de uso estándar y los de uso industrial. Los precios oscilan entre los USD 1 800 y 4 100. La materia prima utilizada para la elaboración es polietileno virgen. Los tanques son fabricados bajo pedido, pues cada uno tiene hasta 6 m² de superficie, lo que ocupa espacio en las bodegas.

Luigi Lertora adquirió un tanque de 20 000 litros de capacidad para almacenar agua en la Comuna San Rafael, en la parroquia Chanduy (Santa Elena). "Hasta San Rafael no llega agua por tuberías y entre los comuneros reunieron dinero para comprar un tanque plástico que los dote de agua" explica Lertora.

Estos tanques buscan reemplazar a los de acero usados para almacenar agua potable y los tanques de acero inoxidables que almacenan productos altamente corrosivos. "Queremos ocupar ese mercado con esta propuesta" indica Monar. Además de agua, los tanques pueden almacenar almidón, pulpa de fruta, metanol, carbonato sódico, revelador fotográfico, cerveza, entre otros productos.

Fernando Alcívar, superintendente de Producción de Rotomoldeo, explica que tres personas se encargan del proceso de producción que toma entre 3 y 4 horas.