Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 6
No 0

AquaGen sacó a flote a su camarón con investigación genética

A finales de la década de 1990, la industria camaronera ecuatoriana afrontó un problema que marcó su historia: la mancha blanca. Esta enfermedad representa un antes y un después para este sector. Tanto que la producción de las camaroneras a escala nacional se desplomó y hubo empresarios que abandonaron el negocio.

Pero Luis Burgos, vinculado con este segmento productivo desde la década de los ochenta, decidió continuar con la actividad camaronera en medio de la crisis. Además, comenzó a trabajar en una solución para que la mancha blanca no siga afectando a la industria.

Fue así que en 1999 nació AquaGen, empresa que trabaja en procesos de maduración y producción de larvas de camarón. Su objetivo fue mejorar genéticamente los nauplios (organismos previos a convertirse en larvas) y larvas, para que sean más resistentes a enfermedades y se incremente la producción.

"Cuando empezó la industria camaronera en el país no había este proceso, solo había piscinas, la gente compraba la larva salvaje que se sacaba del mar y la vendían a las camaroneras", recuerda Luis Francisco Burgos, hijo del fundador y que ahora está al frente de la empresa.

En el Laboratorio AquaGen, ubicado en Playa Bruja, Santa Elena, en donde laboran unas 32 personas, las instalaciones están divididas en dos áreas.

De un lado se realiza el proceso de maduración, en donde los camarones reproductores copulan y producen unos 30 millones de nauplios diarios. En la segunda área están los laboratorios de larvas, en donde se producen unos 80 millones al mes; estas se venden con una suerte de candado genético que impide que sean reproducidas por otras firmas.

Cuando la empresa comenzó sus operaciones, el proceso de maduración consistía en seleccionar a los camarones más grandes y fuertes -los que habían sobrevivido a la mancha blanca- para que se reproduzcan entre sí, y así desarrollar animales más resistentes. Pero luego de unos seis años de investigación, surgieron problemas de deformidades en los animales, debido a que algunos que se cruzaban pertenecían a las mismas familias. Por eso, en el 2006 se implementó el sistema de selección familiar, que consiste en cortar un pedazo de músculo de los animales y analizar su ADN para identificar a qué familia pertenecen, diferenciarlos y no cruzarlos.

Con este sistema, dice Wilson Gutiérrez, gerente de la empresa, los niveles de sobrevivencia y crecimiento por generación se incrementaron entre un 3%y un 4%. Para el 2011, en la búsqueda de incrementar la ganancia genética, la empresa comenzó un programa genético más avanzado, de familias puras, que implica un análisis genético con más familias de larvas en un mismo ambiente, que genera un incremento de hasta un 8% en los niveles de sobrevivencia y crecimiento de los animales.

Nahum Espinoza es uno de los clientes de nauplios de la empresa desde hace cinco años. Él cuenta que los niveles de supervivencia de los nauplios de AquaGen son mayores a otros que se consiguen en el mercado.

En este programa genético se usan mecanismos como anillos oculares de colores y numeraciones colocadas en los animales para diferenciarlos por familias.

Álex Fajardo, que compra larvas para su empresa Mariscos El Oro, dice que prefiere trabajar con AquaGen porque los animales no presentan mutaciones, y el producto tiene un mejor crecimiento.

Elizabeth Solís, encargada del departamento de control de calidad, cuenta que la empresa tiene una certificación orgánica de calidad, otorgada por NaturLand, de Alemania, y certificación Global GAP. Los controles de calidad, añade, han derivado en un incremento de la producción de esta empresa. Desde el 2011 las ventas de nauplios y larvas han crecido en promedio 23,88% anual.


BUENOS RESULTADOS

Camarones. En el 2007 las camaroneras de la empresa producían 885 libras por hectárea, mientras que para el 2014, la cifra subió a 3 500 libras.

Sobrevivencia. Con la implementación del programa genético, los porcentajes de sobrevivencia de los animales pasó de 38,96% en el 2010, a 50,98% el año pasado.

Investigación. La empresa tiene unos 200 clientes en el país e invierte alrededor de USD 300 000 en el programa de investigación y desarrollo cada año.


LA INSIGNIA[[OBJECT]]

Elizabeth Solís. Bióloga de la empresa  

'La excelencia se logra con calidad'

Yo trabajo como hace 12 años aquí, y chequeo la calidad de los nauplios y de las larvas. Son controles exigentes que se hacen todos los días. Los controles de calidad principales los hago yo y cada jefe departamental también debe tener la misma exigencia con los trabajadores.

Me da gusto ser parte de esta empresa, porque el señor Luis, el fundador, siempre está pendiente de todo, es una persona muy dedicada a su empresa. Y en este tiempo he visto cómo ha ido progresando el negocio, creciendo más.

Para nosotros es muy importante el control de calidad, sin eso no se puede producir. La excelencia es llegar a lo más alto en las ventas y eso se logra vendiendo producto de calidad.

La frase: "El fundador siempre está pendiente de todo, es una persona muy dedicada al negocio".