Thalíe Ponce / Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 7
No 1

El aroma es la clave al construir la marca

Los aromas provocan sensaciones y evocan recuerdos. Esta propiedad de las fragancias se ha sabido explotar positivamente, aplicándose así en el marketing. En Europa, la tendencia empezó hace unos ocho años, dice Andrés Castillo, gerente comercial de Sensia, una firma que brinda servicios y productos en el área del marketing olfativo. Castillo agrega que en el Ecuador se inició hace unos tres años.

¿En qué consiste el marketing olfativo? Se trata de utilizar aromas específicos en un entorno de negocio con el fin de suscitar emociones e influir sobre el consumidor. Así se señala en el sitio web de la firma española Marketing Olfativo. Castillo concuerda con esa descripción, y añade que para lograr que el consumidor viva una experiencia completa, el olor es clave. “Los aromas quedan grabados en la memoria. Con ellos se crea un nivel de asociación, recordación y fidelidad, porque se encuentran ligados a la parte sensorial y emocional”.

En Ecuador son cada vez más las empresas que suman a sus estrategias esta técnica. Algunas de ellas son Banco Bolivariano, Don Francis, Optimoda, Tinta Café y Sumbawa. Esta última comercializa implementos de surf y ropa playera. En sus locales se usa el aroma del coco combinado con el de bronceador.

La fragancia se eligió luego de un estudio. Sensia fue la empresa que brindó asesoría y es la proveedora de la fragancia. El estudio consiste en analizar el target de la marca, la oferta, y demás elementos sensoriales que interactúan en las tiendas. Así, se consideran la iluminación, colores, música... Por eso se eligió una fragancia juvenil y fresca que recuerde a la playa.

En las tiendas de Optimoda, en cambio, se utiliza una fragancia femenina. Esta va de acuerdo con el target de la marca.

Otra empresa que utiliza este método es Vanilla Spa. Al ingresar en sus instalaciones se percibe allí un olor a vainilla. Según Ericka Guerra, administradora del spa, se busca que el cliente se identifique con la marca. “Que se sienta relajado, en confianza... como en su casa”.

Ella menciona que los clientes se sienten parte de un ambiente agradable y que los motiva a quedarse. El olor es parte importante. “Es un plus para el negocio”.

El avance de la tecnología ha permitido que el marketing olfativo se desarrolle. Antes se utilizaban rociadores; hoy existen equipos que van conectados directamente a los acondicionadores de aire. Se logra así que el olor se distribuya en todo el espacio deseado con intensidad controlable, dice Castillo.

El mercado

  • El estudio. Los análisis para elegir un aroma tardan entre tres y cinco días.
  • Los aromas. Hay aromas frutales, herbales, cítricos, florales, maderables, mentolados y otros. También existen combinaciones personalizadas y olores especiales como chicle, cuero nuevo, pizza, chocolate, jengibre, etc.