Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 1

El aroma del jengibre lo reparte a domicilio

Cuando tenía 7 años, Nathalie Salame, por iniciativa propia, tomó huevos, harina y leche, y los mezcló en la licuadora. Luego los llevó al sartén y sin saber lo que hacía, preparó‘pancakes’. Así lo recuerda su madre, Celeste Viera.

Desde entonces, esta estudiante de Periodismo de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), no ha dejado de realizar creaciones en la cocina. “Al inicio era un hobby; regalaba lo que cocinaba. Ya en el colegio me hacían pedidos y empecé a vender”, dice Salame.

Su talento para la cocina es algo de familia, asegura. “He aprendido de mis abuelas. Una de ellas ha plasmado sus recetas en archivos que ahora conservo como un tesoro”, cuenta la joven de 23 años.

Hoy, sus cocteles, bocaditos, piqueos, sánduches , tartaletas y demás, se comercializan bajo el nombre de Jengibre Delicatessen. Para esto, en octubre del 2011, creó una página de la marca en Facebook y así inició la promoción comercial. También, con ayuda de un amigo publicista, creó un logo para identificar la marca.

“Elegí el nombre porque el jengibre es mi ingrediente preferido; es el sabor y aroma especial que tienen mis productos”, afirma. El emprendimiento factura aproximadamente USD 700 al mes.

Las ventas se entregan a domicilio. Pero una vez al mes organiza ‘ferias’ en la ciudadela Puerto Azul, ubicada en la vía a la Costa. Además, recepta pedidos para eventos sociales.

Los clientes de este emprendimiento van desde empresas, hasta estudiantes y profesionales. Coinciden en que las creaciones culinarias de esta guayaquileña, tienen un ‘sabor especial’.

Natalia Patiño, cliente desde hace dos años, dice que Salame adapta los productos de acuerdo al gusto del cliente. “No son recetas fijas como en un restaurante”.

Otro cliente es Parque de la Paz. La firma compró bocaditos para un evento corporativo realizado en febrero pasado. Ricardo Muñoz, director comercial, destaca la puntualidad en la entrega.

A pesar de definirse como “enamorada de la cocina”, Salame no deja de lado su amor por el periodismo. “Quiero fusionar mis pasiones y dedicarme profesionalmente al periodismo gastronómico”.

Más detalles

La cobertura. Hace entregas en todo Guayaquil. También en vía a la Costa y en la vía a Samborondón.
La promoción. Se promociona a través de redes sociales y 'Boca a boca'.