José Antonio Torres / Presidente ejecutivo, The Edge Group
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Arquetipo de la Tragedia de los Comunes

¿Qué tienen en común tres hermanos que comparten el baño y pelean por quién lo usa primero, el carro de la empresa que comparten varias personas y se deteriora más rápido de lo normal; y un bosque que nos apresuramos en deforestar, porque si no lo hacemos de todas maneras lo hará nuestro vecino? El arquetipo de la Tragedia de los Comunes.

En un mundo de creciente complejidad, el modelo de arquetipos sistémicos desarrollado por el profesor de MIT, JayForrester, nos permite reconocer patrones de comportamiento y encontrar los paradigmas que los generan.

El primer arquetipo de pensamiento sistémico que vamos a analizar se llama Tragedia de los Comunes. Según Garrett Hardin, funciona de la siguiente manera: “Varios individuos, motivados solo por el interés personal y actuando de manera independiente pero racional, terminan por destruir un recurso compartido limitado, aunque a ninguno de ellos, ya sea como individuos o en conjunto, les convenga que tal destrucción suceda”.

Existe un juego de aprendizaje conocido como ‘Fish Banks’ (Banco de Peces) que simula varios equipos de pesca, una población de peces y una tasa de reproducción anual de la especie. Esta actividad se ha realizado alrededor de mundo con poblaciones diversas de empresarios, políticos, ecologistas, niños, entre otras.

El resultado es muy similar. Los equipos compiten entre sí y no reconocen que están agotando el recurso común hasta que este ya no esta disponible para nadie. Su visión del mundo se enfoca en ‘nuestros botes y nuestro margen’ exclusivamente.

En el pensamiento sistémico, los comportamientos son función de las estructuras, en este caso, las reglas del juego; y las estructuras están diseñadas de acuerdo a nuestros paradigmas y modelos mentales. Peter Senge investigó los modelos mentales de un grupo de niños que jugó Fish Banks y encontró frases como: “hay que ganar a cualquier costo”, “si otros lo hacen sería estúpido no hacerlo yo”, “mi responsabilidad soy yo mismo y mi familia”, “confío que el mercado o la tecnología o alguien se hará cargo del problema”.

Es fácil ver este arquetipo en la intereacción humana con los sistemas naturales. Existen, por ejemplo, pesquerías que reducen su producción (El Panel Intergubernamental para el Cambio Climático proyecta un colapso de especies marinas si las tasas de pesque se mantienen), deforestación en la Amazonía, y producción de CO2 individual y colectiva, relacionadas con el cambio de patrones de clima.

También se puede observar en sistemas sociales. Algunos ejemplos organizacionales: la persona clave que es sobreexigida hasta que se agota, áreas de una organización peleando por un espacio de poder, empresas con industrias contaminantes que no cambian su modelo de negocio.

A escala país, se lo puede ver en la política nacional, más aún, en época de elecciones: candidatos tratando de sacar el máximo partido a expensas de hacer daño de largo plazo al país, con sus afirmaciones, o países que no se comprometen a reducir sus emisiones de carbono priorizando sus industrias actuales.

El MHA Institute de Canadá, elaborando sobre el modelo de MIT, define también la versión positiva de los arquetipos. Propone cambiar el paradigma de “este recurso común es mío” por “este recurso común les pertenece a todos”, y llama al arquetipo positivo ‘Acuerdo Colectivo’. Este arquetipo propone identificar restricciones del recurso común y trabajar en conjunto, para encontrar alternativas que alivien la presión sobre el mismo. El cambio de arquetipo pasa a través de formas de gobernabilidad, que permitan que lleguemos a acuerdos que beneficien a la colectividad y a largo plazo.

El pensamiento sistémico nos ayuda a navegar en la complejidad de nuestras organizaciones y la sociedad, entendiendo los patrones que se repiten y los modelos mentales que los causan. El arquetipo Tragedia de los Comunes nos permite reconocer cuando solo estamos viendo por nosotros mismos, en un mundo compartido. Solo hay un planeta al fin del día.

La invitación que nos hace este arquetipo es a reconocerlo y transformarlo antes de que nuestros recursos sean destruidos. La invitación es a la conversación y a los acuerdos comunes, partiendo de la conciencia, que estamos en el mismo bote todos y necesitamos aprender a gobernarlos para el beneficio colectivo y sostenible.

Dos aspectos claves
- ¿Dónde en tu vida? ¿Estás experimentando la Tragedia de los Comunes?
- Comparte ejemplos de este arquetipo en nuestra página web