Johnny García, presidente del hotel, ubicado en el centro de Guayaquil. Foto: José Sanchez / LíDERES
redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

El arte y la hospitalidad son los atractivos del hotel galería Man-Ging

El Hotel-Galería Man Ging está decorado por 1 110 piezas de arte. Este lugar, inaugurado en septiembre del 2011, es un emprendimiento de ecuatorianos.

El hotel fue un proyecto que se inició en 1998 con la adquisición de un edificio y terreno ubicados en el centro de Guayaquil. Pero que, debido a la crisis económica que vivió el país a finales de los años 90, se pospuso hasta el 2009.

En ese año, Johnny García Man-Ging, presidente del consorcio del hotel, decidió junto a sus otros tres primos retomar el proyecto Así, con un préstamo de la Corporación Financiera Nacional e inversiones propias, que hasta hoy superan los USD 10 millones, se terminó de adecuar el hotel.

Los pasillos de los pisos del lugar están decorados por diferentes piezas de arte. Las esculturas y cuadros al óleo de 40 artistas ecuatoriano y tres internacionales crean un espacio diseñado para ser un aporte turístico, cultural y artístico para el turista nacional e internacional.

García Man-Ging indica que las permanentes muestras de las obras de arte son un atractivo para los visitantes de la ciudad. "El turista que viene a Guayaquil también tiene la oportunidad de conocer sobre los artistas nacionales", indica. Desde su apertura, alrededor de 20 obras han sido adquiridas por los turistas.

Los cuadros de artistas como Iván Paredes, Diana Ponce, Hermel Quezada, Luis Peñaherrera, José España, Héctor Ramírez, Joaquín Serrano, entre otros, son los que se muestran en el lugar.

El precio de los cuadros va desde los USD 800 hasta los 30 000. Esto depende del artista que haya realizado la obra. "Cuando un turista escoge y decide comprar una obra y aún tiene que recorrer el país, le damos la oportunidad de guardarla, hasta que se vaya o se la entregamos en su país de destino", explica Johnny García. Por ejemplo dice que las obras han llegado hasta países como Alemania, España, Estados Unidos y Brasil.

Las 94 habitaciones del hotel tienen entre cuatro y cinco obras, además de todos los sistema de seguridad y contra incendio. Se ofrece también habitaciones especiales para discapacitados.

Man-Ging recibe en promedio más de 21 000 visitantes al año.

Alrededor del 60% de los huéspedes son personas que llegan a la ciudad por negocios. Los visitantes provienen principalmente de Europa y Estados Unidos.

El Presidente del consorcio hotelero cuenta que la decisión de no pertenecer a una cadena internacional de hoteles es, principalmente, porque buscan crear su propia marca. "Queremos apuntar a ser una marca reconocida; el camino es difícil, pero esa siempre ha sido la meta del grupo y de la familia", señala García.

No contar con la representación de una marca hotelera internacional tiene beneficios, pero también aspectos negativos. "No tenemos un portafolio de clientes fijos, pero sí tenemos libertad de decidir cómo queremos proyectar el hotel", dice el presidente del Man-Ging.

Este hotel de cuatro estrellas también ofrece eventos relacionados con el arte, como artistas esculpiendo o pintando obras en vivo. En el largo plazo, tiene previsto inaugurar un nuevo hotel en Manta (Manabí) o Machala (El Oro).