placeholder
Medardo Caicedo lleva dos años en el malecón de Las Palmas. Foto: Marcel Bonilla / LÍDERES

Medardo Caicedo lleva dos años en el malecón de Las Palmas. Foto: Marcel Bonilla / LÍDERES

Las artesanías que impulsan la cultura afro

16 de enero de 2018 10:23

Veinte artesanos afros se organizaron para vender sus artesanías en diez módulos ubicados en el malecón del balneario de Las Palmas, en el norte de la ciudad de Esmeraldas.

El objetivo es mostrar a los turistas una parte de la cultura afroesmeraldeña, basada en la construcción de réplicas de marimbas, bombos y paisajes norteños, con palmeras, trabajados en coco.

Los artesanos ocupan el centro del malecón desde hace dos años. Ahí se ubicaron con el objetivo de vender sus productos, pero también con la idea de mostrar la representación de la cultura afro en cada detalle de sus artículos.

Los módulos donde funcionan los construyó la Flota Petrolera Ecuatoriana EP. (Flopec), que cada mes cobra USD 250 más IVA por el alquiler de los locales. Esa empresa es la encargada de la administración del malecón.

Los módulos de metal están a escasos 20 metros de la playa, eso permite a los turistas acercarse, para observar las 50 variedades de artesanías que exponen en perchas y vitrinas.
La semana pasada Juan José Arango, un turista colombiano, pagó USD 12 por una marimba pequeña, la que llevaría de recuerdo hasta Cali, su ciudad natal.

Antes recibió una explicación de uno de los artesanos, sobre la marimba declarada como patrimonio inmaterial de la humanidad, así como los cantos y la danza tradicional del pueblo afro.

“El trabajo artesanal es muy bueno, por los detalles en los acabados y el mensaje del pueblo esmeraldeño, que promociona su cultura de esta manera”, señaló este visitante colombiano.

Algo similar ocurrió con Carmen Elena Tobón, de la ciudad colombina de Pasto, que tras comprar pulseras con diseños afros, aprovechó para recibir una explicación del trabajo que realizan los artesanos en los 10 talleres en Esmeraldas.

Los materiales son otro gancho. Las artesanías que se ofertan son trabajadas en coral, concha Spondylus, tagua, caña guadúa, madera, conchas de coco, pambil, calabazas y conchas de nácar, con las que elaboran aretes.

Todos los locales cuentan con una sección de ropa afro como las batonas y kenyas o gorros, con características de tribus africanas. Esos atuendos se utilizan en Esmeraldas para las reuniones ceremoniales del pueblo afro.

Jéssica Simisterra, una de las artesanas de Las Palmas, explica que muchos turistas quieren llevarse un recuerdo, y en el caso de las mujeres, prefieren las batonas para identificarse con la tierra.

Simisterra tiene una inversión de USD 5 000 en sus artesanías, y tiene un promedio de venta de 700 al mes. Ella asegura que diciembre pasado fue un mes muy bueno para los artesanos.
Otros artesanos tienen inversiones que sobrepasan de los USD  5 000, como Medardo Caicedo, que lleva dos años en el malecón de Las Palmas. Según él, las ventas mejoran en febrero con el Carnaval, entonces pueden recuperar lo que no se vende en otros meses.

“Nuestros mayores clientes son los propios esmeraldeños, que compran para tener en sus casas los rincones afros, en los que colocan una marimba, un bombo y las réplicas de mujeres afro danzando”, dice Caicedo.

Uno de los locales más surtido es el de Édison Delgado. Él se encarga de recoger la concha del mar para hacer los aretes cuando el mar baja por completo. Los aretes de este artesano son de los artículos que más llaman la atención a los turistas.

Los artesanos del balneario de Las Palmas ya trabajan en una promoción de sus artesanías en las caravanas que organiza el Ministerio de Turismo, en las provincias de la Sierra para invitarles a las playas de Esmeraldas