La empresa cuenta con 50 empleados actualmente; la mayoría son jóvenes profesionales. Actuaria recluta talentos en las universidades. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO.

La empresa cuenta con 50 empleados actualmente; la mayoría son jóvenes profesionales. Actuaria recluta talentos en las universidades. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO.

Mónica Orozco (I)

redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 1

La asesoría financiera, su nicho

27 de diciembre de 2015 14:45

El logotipo de la empresa Actuaria Consultores representa una barca por una razón: el trabajo de esta firma consiste en asesorar a las empresas, como lo haría a la tripulación de un navío para que llegue a buen puerto.

De hecho, los romanos llamaban actuarias a las embarcaciones ligeras, de remo y vela.
Esta empresa navega en un nicho de negocio muy especializado: el campo actuarial. Se trata de estudios y cálculos que permiten a las firmas determinar las pensiones de jubilación patronal de sus empleados, de desahucio e indemnizaciones laborales, etc.

En el mundo existen 45 000 actuarios reconocidos. En el país, no hay más de 10, uno de ellos es Rodrigo Ibarra, presidente Ejecutivo de Actuaria Consultores.

En 1986 Roque Sevilla y Fernando Navarro (solamente el segundo continúa como socio de la empresa), vieron que la asesoría en planes de pensiones y salud para empresas podía ser un nicho interesante de negocio y fundaron la empresa. Dos años después se unió Ibarra, quien acababa de realizar un doctorado en Francia.

Él empezó con menos del 1% de participación y hoy es el socio mayoritario, con el 60%.

La firma empezó en una pequeña oficina arrendada al norte de Quito y tenía al inicio cinco colaboradores, según uno de ellos, Xavier Moncayo, quien ahora es socio y director Comercial de la empresa. Las pensiones en aquella época eran irrisorias y las empresas no veían a este tipo de estudios como necesarios.

Pero a partir de la dolarización y luego, en el 2009, con la exigencia de estos datos en las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), empezó una demanda intensa de este tipo de trabajos. Eso se refleja en los ingresos de la firma que pasaron de USD 453 000 en el 2001 a USD 2,9 millones en lo que va de este año.

Entre 1995 y el 2011, Actuaria fue la corresponsal en Ecuador de Mercer, una de las grandes firmas actuariales en el mundo, que se fundó en Canadá, en 1945.

Ibarra cree que en países como Ecuador la gente no tiene conciencia sobre la importancia del ahorro o de prevención del riesgo. Actuaria trabaja sobre estos conceptos, con el fin de que la gente tenga una mejor jubilación, un campo muy desarrollado en otros países, en especial los europeos.

La firma no solo ha guiado en estos temas a la empresa privada sino también a los grandes actores de la Seguridad Social en el país como el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), el Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol), fondos previsionales, entre otros.

Las medidas que toman las autoridades pueden fortalecer el sistema o ponerlo en riesgo a futuro; esto es algo que solo se puede determinar con estudios actuariales.

“El actuario guía a los gobernantes sobre cómo ir piloteando esta nave de la Seguridad Social. Si en algún momento se desvía, el actuario tiene que hacer, con sus recomendaciones, que el barco vaya a puerto seguro”.

Actuaria ha auditado varios estudios para el IESS. Entre ellos, está, por ejemplo, el último estudio actuarial auditado, que data del 2013 y que reveló un déficit actuarial (a futuro), en el fondo de pensiones de esta entidad.

Otro segmento donde ha crecido la empresa es en el de seguros, que tiene una exigencia de parte de la autoridad de control de tener actualizadas sus notas técnicas y el cálculo de reservas y primas. “Cada evento tiene una probabilidad de ocurrir -como el choque de un auto-.

Esa probabilidad asociada con el monto de la pérdida se toma en cuenta para definir el valor de la prima, que tiene que pagar el asegurado y ese cálculo lo hacemos nosotros”, dice Ibarra.
Actualmente, la firma asesora a unas 5 000 empresas, una cartera que incluye a firmas en el extranjero. En su plan del 2016 incluye abrir oficinas en otros países.

Produbanco es su cliente desde hace siete años. “Tiene un equipo de técnicos muy bien preparados. Tiene una excelente orientación de servicio y garantiza la calidad de los estudios”, dice Eduardo Lafebre, vicepresidente de Recursos Humanos de la entidad bancaria.

En un escenario económicamente difícil también pueden haber ganadores y Actuaria es uno de ellos. El 2015 ha sido un escenario complejo para la industria, pero Actuaria crecerá casi 12% frente al 2014, debido a que las empresas aumentaron la demanda de cálculos de desahucio e indemnizaciones este año.