placeholder
El gerente General del Hospital San Inés, Bruno Ledesma. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

El gerente General del Hospital San Inés, Bruno Ledesma. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

La atención e inversiones llegaron a Loja y Ambato

13 de abril de 2018 06:46

El Hospital Santa Inés, que funciona desde hace 51 años en Cuenca, se expande por el Ecuador. Sus accionistas planificaron, desde el 2015, invertir en otras ciudades porque en su sede en la capital azuaya recibían pacientes de otras regiones del país.

Por citar un ejemplo, tres de cada 10 procedimientos cardíacos que se realizaban en el Hospital Santa Inés en Cuenca eran de personas que llegaban del centro del Ecuador. Además, tienen pacientes de Napo, Pastaza, Loja, Guayas, El Oro y Pichincha.

Por ello, en julio del año anterior iniciaron actividades en la capital lojana, tras una alianza con el Hospital del Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL). Desde entonces manejan el laboratorio y las unidades de cuidado intensivo; y este mes abrirán un centro de cardiología. Es un centro hospitalario de marca compartida UTPL-Santa Inés.

Según el gerente General del Hospital San Inés, Bruno Ledesma, la marca tiene un posicionamiento importante en el país “por la calidad de los médicos, la infraestructura y los costos más económicos que en otras ciudades”.

En el caso de Loja, “la UTPL maneja la baja complejidad y nosotros la alta”. Además, firmaron un convenio con esa universidad para el internado tanto en pregrado como en posgrado.

Santa Inés invirtió USD 500 000 en el laboratorio. Allí, cuentan con 10 empleados e incrementarán seis puestos más. Ledesma asegura que tienen equipos de última generación, que permiten que el proceso sea totalmente automatizado. Además, los resultados de los exámenes se pueden revisar en un sitio web.

En el centro de cardiología, en cambio, invierten USD 1 millón en tecnología durante este año. Adicionalmente, “estamos trayendo equipamiento para las unidades de cuidados intensivos general, pediátrica y neonatología. En Loja cuentan con cinco médicos, a más de los tecnólogos, las enfermeras en cuidados intensivos y cardiología y personal de laboratorio.

El centro médico también se expandió al centro del Ecuador. El 1 de octubre pasado abrió un hospital de 9 500 metros cuadrados, en Ambato. Allí, tienen 65 empleados, entre enfermeras, personal administrativo y médicos residentes o generales. Además, 50 médicos especialistas. “La idea fue que la mayoría de los empleados sea de Ambato para generar fuentes de trabajo”.
Es un hospital que da cobertura al centro del país y a la Amazonía, señala Ledesma. La inversión supera los USD 13 millones, que se destinaron a infraestructura y tecnología.

Según Ledesma, esos recursos se financian con aumentos de capital en el paquete accionario. Además, con socios en Ambato y con la alianza de la UTPL, en Loja.

Él ejecutivo agrega que, pese a la situación económica compleja del país, este hospital sigue invirtiendo y generando fuentes de trabajo. “Sin temor a equivocarme somos uno de los centros hospitalarios más grandes del Ecuador”.

El objetivo es tener una mayor presencia en el ámbito nacional y prevé que en tres años más contarán con otros dos hospitales en otras ciudades. Su interés está en Machala, Manta e, incluso, la capital de la República.

En Cuenca también invierten en una nueva torre junto a su actual hospital. Allí, funcionará un centro de trasplante integral, con quirófanos de donante receptor. El edificio tendrá un helipuerto.

Además, construyen una nueva sala de emergencia porque donde está la actual montarán el área de medicina nuclear para el tratamiento del cáncer, dice Ledesma.

Adicionalmente, abrirán un centro de rehabilitación integral y otro de endoscopia, un laboratorio y nuevas unidades de cuidados intensivos. El proyecto cuesta USD 12 millones.

La construcción empezó hace un año y se tiene previsto que estará listo en enero del 2018. Ledesma indica que la expansión de Santa Inés ha tenido la aceptación esperada. Por ejemplo, el número de cirugías pasó de 450 al mes, en promedio, a 550 mensuales, durante este año. En esa cifra se suma a Cuenca, Loja y Ambato. “A más de atender una mayor cantidad de pacientes, incrementamos la cobertura de salud en el Ecuador... No solo atendemos pacientes privados, sino también de la red pública, en alta complejidad sobre todo”, destaca Ledesma.

Otros detalles

Su equipo médico.   Entre Cuenca, Loja y Ambato tienen más de 300 médicos especialistas. Además, 30 generales que dentro de su estructura le denominan como residentes. Cubren un 95% de las especialidades.

Subespecialidad.  El hospital tiene un equipo o ‘heart team’ de cardiología. Está integrado por cardiólogos clínicos, cirujanos y hemodinamistas. También, ecocardiografistas, cardiólogo de tomografía, anestesiólogo...