placeholder
Redacciòn Cuenca
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

En las aulas se ensambló un vehículo eléctrico

Un auto eléctrico para transportar a una persona y con capacidad de hasta 350 libras es el proyecto presentado por 11 estudiantes del Colegio Alemán Stiehle de Cuenca.

Estos jóvenes, entre 15 y 16 años, trabajaron durante siete meses en esta iniciativa y exhibieron el resultado la semana pasada.

El vehículo, que costó USD 6 000, está compuesto por cables, acero, llantas, circuitos y otros elementos ensamblados por los estudiantes.

Además del automotor, los alumnos están trabajando en la construcción de una especie de garaje con paneles solares. En este espacio se cargarán las baterías del vehículo con energía solar para que sea un proyecto integral de movilidad con energía renovable, explica el coordinador del proyecto, Pedro Abad. 'Esta iniciativa es posible replicarla a gran escala, solo se necesita el apoyo de las autoridades del país'.

Que una idea beneficie al medioambiente es gratificante, pero la experiencia de que se concrete es lo que más resalta José Vintimilla, uno de los alumnos. La razón es que aprendió la aplicación conjunta de la informática, tecnología, matemáticas y a trabajar en equipo. Para este joven estas iniciativas demuestran que desde el aula de clases también se aporta al desarrollo sostenible.

Además de Vintimilla, los otros participantes fueron: Mateo Abad, Esteban Argüello, Sebastián Brito, Paúl Castanier, Daniel Cuesta, Daniela Delgado, Wilson López, Carlos Matovelle, Juan Francisco Morejón y Patricio Ortiz.

Este vehículo, que anda a 55 kilómetros por hora, demandó que los estudiantes dedicaran ocho horas a la semana, adicionales a su jornada, para la construcción. El compromiso de los alumnos, dice Abad, fue completo y 'nos sentimos orgullosos del resultado'.

Para Nelly Lazo, jefa del Departamento de Educación Ambiental de la Dirección de Educación del Azuay, es un logro que se impulsen estos proyectos desde los colegios. Esta iniciativa debe ser aplaudida y replicada en otras instituciones por su aporte al medioambiente.

Leonardo Serrano, del área de Sistemas del Colegio Alemán, explicó que el objetivo es mostrar a los alumnos que las energías alternativas sirven para la movilización vehicular. De esta forma, se reducen las emisiones de gases que generan el efecto invernadero.