placeholder
Redacción Sierra Norte (I)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 3

El auto anfibio rueda y navega por la provincia de los lagos

Por tierra o por agua. Seis estudiantes de la carrera de Mantenimiento Automotriz de la Facultad de Ciencia y Tecnología (Fecyt), de la Universidad Técnica del Norte (UTN), de Ibarra, fabricaron un automóvil que se desplaza por igual por las carreteras o lagunas de Imbabura.

"La adecuación del vehículo anfibio nos demandó dos años de trabajo", explica Fabián Vallejos, uno de los estudiantes que se impusieron el reto, como tesis de grado para alcanzar la ingeniería, tras abandonar las aulas en el 2012. El resto del equipo lo integran: Paúl Ibujés, Ignacio Muñoz, Manuel Portilla, David Montenegro y Juan Carlos Pavón.

El carro, similar a un 'bugui', es el resultado de la transformación total de un auto Volkswagen escarabajo, modelo 1979. Siguiendo un sueño de la niñez, Montenegro propuso el tema, que al inicio parecía descabellado. Sin embargo, este grupo de idealistas lo desarrolló.

El objetivo fue darle una forma aerodinámica y alivianar el peso. Así explica el ingeniero Fausto Tapia, profesor de Mecánica de la UTN y director de la tesis: Diseño y adaptación de chasis, carrocería y sistema eléctrico a un auto anfibio, ¿cómo se elaboró el primer auto para tierra y agua del Ecuador? Añade que la mayor dificultad fue adquirir las piezas que no se producen en Ecuador, como la carrocería en fibra de vidrio reforzado que se diseñó en Colombia.

Para agilizar el trabajo, el equipo de estudiantes dividió el proyecto en tres temas centrales: motor, suspensión y frenos, y carrocería. La tarea incluyó el desmontaje de la carrocería metálica original, motor, caja de cambios, transmisión, suspensión, etc.

El siguiente paso fue el diseño y adaptación de la estructura central, posterior y frontal del chasis, así como el tanque de combustible. La carrocería del vehículo anfibio se realizó a partir de moldes de espuma flex. Igualmente se procedió a la instalación del sistema eléctrico, la adaptación de un compresor y una hélice acoplada al motor, para su navegación en el agua, entre otros componentes. Para ello recurrieron a talleres de la UTN y particulares de Ecuador y Colombia.

Luego se realizaron pruebas en las vías y la laguna de Yahuarcocha. El vehículo alcanza una velocidad de 90 km/h en la tierra y 35 km/h en el agua. Por estos días, el carro anfibio se ha convertido en una de las cartas de presentación de la Universidad Técnica del Norte.

Adecuación del auto

La carrocería. Se realizó a partir de moldes de espuma flex, recubiertos con laminación manual en plástico reforzado de fibra de vidrio (PRFV) y en su interior sellado con espuma de poliuretano, compuesta por poliol (A) e isocianato (B).