placeholder
Un responsable iza la bandera de Reino Unido ante la sede de la Comisión Europea. Foto: EFE

Un responsable iza la bandera de Reino Unido ante la sede de la Comisión Europea. Foto: EFE

El BCE anticipa compleja negociación si el Reino Unido sale de la UE

19 de febrero de 2016 14:51

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vítor Constancio, afirmó el viernes 19 de febrero del 2016 que si el Reino Unido llega a abandonar la Unión Europea (UE) será una decisión "significativa" que abrirá una compleja fase de negociaciones.

"Esperamos que el Reino Unido permanezca en la Unión Europea (...). Se ha convertido en un socio importante para la eurozona y también para el comercio europeo", afirmó Constancio en un acto organizado por la Cámara de Comercio Europea-Estadounidense de Nueva York.

Constancio, de nacionalidad portuguesa, hizo sus declaraciones mientras se celebraba en Bruselas una cumbre sobre las negociaciones entre el Reino Unido y los demás socios de la UE para cerrar un acuerdo que evite la salida de ese país de esa unión.

Esas negociaciones se llevan a cabo antes del referéndum en el que los británicos se manifestarán sobre la conveniencia de que el Reino Unido se mantenga integrado en la UE.

"Es muy importante que se alcancen buenos resultados para las dos partes", agregó Constancio sobre esas negociaciones en Bruselas.

El vicepresidente del BCE dijo que si el Reino Unido llega a abandonar la UE los efectos del llamado "Brexit" dependerán de las negociaciones que se lleven a cabo para completar esa potencial salida.

"No es automático que todo vaya a ir suavemente" con los acuerdos que tendrían que buscarse "casi como si el Reino Unido se mantuviera integrado".

"Nadie sabe qué puede pasar", agregó, y dijo que puede surgir cierto "encono" o pueden afectar a las negociaciones determinados intereses nacionales. "Es muy difícil de predecir", insistió.

Constancio, por otra parte, no quiso anticipar qué medidas de política monetaria puede adoptar el BCE en su reunión de marzo, pero sí reconoció que a raíz de las últimas adoptadas en diciembre pasado hubo "malas interpretaciones".

El BCE decidió en diciembre encarecer más su tasa de interés de depósito, por la que remunera el dinero a los bancos a un día, en 10 puntos básicos, hasta el -0,30 %, entre otras medidas.

También prolongó el programa de adquisición de deuda pública y privada seis meses hasta marzo de 2017, pero sin aumentar el volumen mensual de compra.

Constancio reiteró en Nueva York declaraciones que había hecho en diciembre pasado en el sentido de que esas medidas generaron "malas interpretaciones en los mercados" y el BCE tuvo fallos en comunicar adecuadamente lo que hizo.

"Fuimos sorprendidos por la reacción de lo mercados. Posiblemente podríamos haberlo comunicado mejor", insistió. "Normalmente, los bancos centrales nunca quieren sorprender a los mercados, (pero) algunas veces pasa", agregó.

Para marzo próximo, Constancio dijo que el BCE será más "cauteloso" y no buscará crear falsas expectativas, y también confía en que los mercados actuarán con mayor prudencia.
Las autoridades monetarias europeas considerarán para entonces variables como el precio del petróleo, que sigue cayendo, y el impacto en la inflación, que el BCE calcula que este año estará en torno al 1 %, después de haber estado cerca del 0 % el año pasado.

También se analizará de qué forma las "turbulencias en los mercados" actuales pueden llegar a afectar a la "economía real".

Según Constancio, los datos indican que Europa está en una recuperación económica, que aunque no es "espectacular", por lo menos se está produciendo, aunque sigue habiendo preocupaciones por los niveles de inflación.