placeholder
María del Pilar Mora, de 37 años, es una de las propietarias de AlimentArte, empresa que cobija a Tarwi. Foto: Pavel Calahorrano / LÍDERES

María del Pilar Mora, de 37 años, es una de las propietarias de AlimentArte, empresa que cobija a Tarwi. Foto: Pavel Calahorrano / LÍDERES

La bebida de chocho pensada para los veganos

11 de octubre de 2017 16:44

Luego de dos años de estudios, pruebas y lágrimas, Tarwi finalmente se comercializó en junio del 2016 y ahora se consolida en el mercado local.

Se trata de una leche de chocho libre de lactosa, gluten, preservantes y transgénicos. Se la encuentra en tiendas vegetarianas y veganas en tres presentaciones: 250 mililitros, medio litro y un litro. Con esa bebida se preparan desde batidos, hasta pasteles y sopas.

María del Pilar Mora y su esposo Gustavo Guerrero están detrás de este producto, ideal para adultos y para niños. Tarwi es la continuación de una tesis de grado presentada en Barcelona, a donde ambos llegaron en el 2013, con una beca de la Senescyt. Mora y Guerrero viajaron para estudiar Desarrollo e Innovación de Alimentos en Barcelona. Antes de abordar el avión Mora y Guerrero contrajeron matrimonio. Retornaron al país en el 2014.

Ella es ingeniera en alimentos, mientras que Guerrero es ingeniero agroindustrial.
El proyecto cautivó al jurado universitario, que lo seleccionó para representar a la Universidad de Barcelona en el concurso Ecotrophelia - España. Participaron junto a 12 universidades españolas más y alcanzaron el segundo lugar con Alimendra, bebida para personas con intolerancia a la lactosa.

Tras retornar al país, motivados por los halagos del jurado, emprendieron un nuevo proyecto aterrizado en Ecuador.

Después de estudiar productos y analizar propiedades, el chocho fue seleccionado para deleitar el paladar y nutrir a personas vegetarianas, veganas y con intolerancia a la lactosa, un problema que aqueja a Mora y con más fuerza a sus familiares más cercanos.

Curiosamente, la experta en calidad de productos, desarrolló la fórmula de Tarwi mientras trabajaba en una empresa dedicada a la producción de lácteos. Estuvo vinculada a esa industria 13 años.

En junio del 2016, cuando el producto salió al mercado, se vendían 10 litros de leche a la semana. Hoy, son 100 los litros que se distribuyen en diferentes establecimientos de Quito y Guayaquil. Entre ellos están El Naranjo, Centro Naturista Vida Sana, Trayana Foods.

Tras conquistar esas tiendas, la pareja espera el visto bueno para introducir el producto en cadenas de supermercados.

Pero mientras llega ese momento, Mora y Guerrero distribuyen el producto a través de la página www.alimentarte.ec, nombre de la empresa que cobija a leche de chocho en sus tres sabores: natural, maracuyá y mora.

Al inicio también estuvo en las perchas la leche con sabor a tomate de árbol, sin embargo tuvo poca acogida. Los productos duran 90 días en refrigeración y 12 horas al ambiente. Pasado ese tiempo el producto pierde propiedades.

Una de sus primeras consumidoras fue Sara Rivera, nutricionista y deportista. Ella probó el primer prototipo y quedó satisfecha. Ahora, sin embargo, reconoce el perfeccionamiento de la bebida: mejor sabor y textura. La recomienda a niños, adultos y personas de la tercera edad. También, a deportistas.

Esta bebida nutritiva contiene proteína, carbohidratos, fibra, hierro y calcio. Es procesada en Puembo, mientras que el chocho es tratado por una comunidad asentada en una zona cercana al Quilotoa (Cotopaxi).