placeholder
La Fundación ayuda a las necesidades de los países latinoamericanos interesados en especializar a los estudiantes. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

La Fundación ayuda a las necesidades de los países latinoamericanos interesados en especializar a los estudiantes. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Fundación Carolina ofrece más de 500 becas anuales para estudiar en España

8 de abril de 2015 13:24

La Fundación Carolina, creada en septiembre del año 2000 por el Gobierno español, ha otorgado desde entonces 15 000 becas a estudiantes latinoamericanos para que estudien en el país europeo, dijo su director, Jesús Andreu, en una entrevista.

En estos tres lustros la Fundación se convertió en "un instrumento útil para cambiar la vida de los jóvenes", explicó Andreu, que está de visita en Bogotá, donde recordó que la primera promoción partió a España en septiembre de 2001.

Andreu señaló que la Fundación también nació tras comprobar que "se estaba perdiendo la costumbre de que los latinoamericanos fueran a estudiar a España parte de su carrera o postdoctorados". Pero la misión de la Fundación no terminaba ahí, ya que buscaba "por un lado formar lo mejor del talento iberoamericano e internacionalizar la universidad española", algo que, en opinión del director, se ha conseguido en estos quince años.

"Vemos que muchos de los currículos de latinoamericanos ponen que fueron becarios de la Fundación Carolina. Eso hace que todo el mundo sepa que es una persona especial", destacó.

El número de becas entregadas por la Fundación Carolina ha variado a lo largo de los años. Tras empezar de manera lenta vivió su esplendor presupuestario entre 2002 y 2004, cuando más de 1 000 latinoamericanos disfrutaban de estas ayudas por año. Este año entregaron 540 becas, si bien, según recordó Andreu, nunca entregaron menos de 500 anuales. Entre los becarios destaca el expresidente de Bolivia Carlos Mesa, así como algunos ministros y exministros de diferentes países, según subrayó.

Del total de beneficiados, el 98% actualmente trabaja -el 2% restante estudia o está temporalmente apartado del mercado-; el 52% mejora su rango laboral y el 33% ya ocupa cargos directivos, un dato llamativo al tener en cuenta la juventud de los alumnos.

La Fundación Carolina busca cubrir todas las áreas del conocimiento, sin embargo, las ciencias sociales y las jurídicas tienen una gran demanda entre los aspirantes, según explicó Andreu. "Cubrimos todas las áreas de conocimiento porque siempre quisimos que nadie se quedara sin estudiar lo que quería. Tenemos artes plásticas, cine, ciencias sociales o jurídicas, programas muy punteros", subrayó el director de la Fundación, quien destacó la "gran vocación por el derecho" que existe en Latinoamérica.

Entre esos cursos, se mostró particularmente satisfecho de los becarios que se formaron en el campo del cine que "están dando tan buen resultado" y que "son archipremiados". Preguntado por el perfil de los alumnos, Andreu dijo que solo exigen "la excelencia" ya que no establecen cuotas por "sexo, ingresos o pertenecer a una comunidad más o menos marginada". Sin embargo, explicó que el 20% de las becas lo reciben colombianos -porque el 25% de los solicitantes es de ese país- y el 60% de los estudiantes es mujeres.

El segundo país que más becas recibe es México, seguido por Brasil, si bien la Fundación Carolina también recibe muchas peticiones de Venezuela, Perú y Centroamérica, especialmente de Honduras. Pero si de algo se enorgullece la Fundación es de ayudar a las necesidades de los países latinoamericanos que ahora están "muy interesados en que los estudiantes estén especializados", según Andreu. Por ello, destacó la importancia que tiene en los aspirantes "el mundo de las infraestructuras y de la protección del medio ambiente", así como la preservación del patrimonio. "Hay países importando mano de obra cualificada porque la suya no es suficientemente cualificada o porque no tienen bastante para cubrir sus necesidades", concluyó.