placeholder
Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La belleza acentúa los rasgos de este negocio

Desde corta edad, la guayaquileña Sofía Bermúdez, de 24 años, se ha sentido atraída por el maquillaje y la belleza. A sus 16, compraba revistas especializadas y a aprender técnicas a través de videos en Internet. Así, maquillar se convirtió en un pasatiempo; lo hacía, sobre todo, para su madre y hermanas.

Hoy, su pasatiempo es un pequeño negocio. Realiza maquillaje profesional para eventos sociales y producciones. Lo hace a domicilio en Guayaquil y en los alrededores, como la vía a Samborondón.

Carla Bermúdez es hermana de esta emprendedora egresada de Periodismo de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil (UCSG). Ella recuerda que cada vez que Bermúdez encontraba nuevos productos de maquillaje en el mercado los adquiría para su uso personal.

Cuenta que hace dos años las amigas de su hermana empezaron a solicitarle los servicios de maquillaje; sin embargo, no tenía algo que la respalde. “Ella quería obtener una certificación como maquilladora. Yo quería apoyarla y la ayudé a buscar opciones”, asegura.

Así, en octubre del año pasado, Bermúdez decidió inscribirse en la Escuela Rosa Graf. Fue su hermana quien le realizó un préstamo de USD 250 para financiar el curso de maquillaje profesional.

Adicionalmente, realizó una inversión de USD 200. Los destinó a la compra de implementos como sombras, bases, delineadores, brochas y más. También creó una página en Facebook para darse a conocer y mostrar su trabajo.

Así, en noviembre del 2011, inició el emprendimiento. “Además de hacer algo que me gusta, el negocio me permite ganar algo adicional a mi trabajo”, dice.

El valor del maquillaje es de USD 20 sin colocación de pestañas postizas y 30 con la aplicación. El tiempo que toma este tipo de maquillaje es de 45 minutos.

En el caso de las novias el precio es de USD 45, ya que -dice- toma más tiempo y requiere mayor cantidad de materiales. Este maquillaje tarda cerca de una hora.

Los servicios los ofrece, de lunes a viernes, a partir de las 19:00. Los sábados y domingos en cualquier horario. Sobre la cobertura afirma que va a cualquier sector de la ciudad y la vía a Samborondón.

Por sus servicios factura mensualmente un aproximado de USD 250. Maquilla en promedio a dos personas por semana.

Gisella Rodríguez es clienta de Bermúdez. Dice que esta emprendedora las maquilló a ella y a su madre, para la graduación de su hermano en febrero. Comenta que se enteró del servicio a través de un amigo en común. “Busqué su página de Facebook, me gustaron las fotos que vi de su trabajo y decidí contratarla”, asegura.

Rodríguez destaca el acabado del maquillaje. “Duró toda la noche y supo maquillarme de acuerdo a mis facciones”.

La opinión es compartida por Maité Vareles. Ella y su hermana contrataron a Bermúdez en enero para la fiesta de graduación de Vareles. “Quedé satisfecha y recibí comentarios positivos. Además, en las fotos el maquillaje lucía adecuado”.

Carolina Andrade fue profesora de Bermúdez en la UCSG. Destaca su cualidad de emprendedora. “El emprendimiento estáíntimamente ligado a la creatividad. En las clases sobresalía por tener propuestas creativas e innovadoras”.