Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

El Biocomercio, una oportunidad de negocio

Ecuador es megadiverso. Con el 0,2% de toda la superficie del planeta, el país tiene el 7% de los mamíferos, el 16,6% de aves, el 4,6% de reptiles, el 7,2% de anfibios entre otras especies, según datos del Ministerio del Ambiente. Por todo este entorno, se busca crear negocios sostenibles basados en el aprovechamiento de los recursos que genera la biodiversidad El biocomercio data en Ecuador desde 1995. Se trata del conjunto de actividades de recolección y producción, procesamiento y comercialización de bienes y servicios derivados de la biodiversidad nativa. Es decir, el comercio de especies y ecosistemas, bajo parámetros de sostenibilidad ambiental explica Teddy Escarabay, de la Dirección Nacional de Biodiversidad del Ministerio del Ambiente.

Para Escarabay, el biocomercio es la solución para generar recursos y detener la pérdida de estos. Pues, según asegura, comercializar especies como ranas, tortugas, semillas y raíces con un adecuado desarrollo sostenible puede generar oportunidades de negocio y a su vez conservar las especies.

La exportación con fines comerciales de la flora y fauna es autorizada por el Ministerio del Ambiente. Según el Texto Unificado de Legislación Ambiental Secundaria (Tulas) de esa Cartera, la comercialización se realizará cuando las especies provengan de programas de manejos in situ, debidamente autorizados.

El proyecto Facilitación de Financiamiento para Negocios Basados en la Biodiversidad ya tiene sus primeros resultados, desde su apertura en el 2011.

La inversión en estos proyectos son de alrededor de USD 4 millones, financiados por el Fondo Mundial para el Medioambiente, Programa de Naciones Unidas, Ministerio del Ambiente, Corpei entre otras entidades.

Ocho proyectos pilotos se han ejecutado hasta ahora. Uno de ellos es Sumak Mikuy, una asociación de cultivos de uvilla y mortiño de Cotacachi, a la que se le entregó USD 56 000. Esta firma vende su materia prima para los chocolates Pacari. Otra empresa que incursiona desde el 2010 en el biocomercio es Wikiri, que exporta ranas de cinco variedades distintas, hacia mercados como Alemania, Holanda, Canadá, Reino Unido, Japón y Estados Unidos.

El biocomercio busca generar riquezas a nivel local y exportar aquellas especies que no habitan en otros países dice Giovanni Ginatta, coordinador nacional del proyecto. La exportación de especímenes y derivados de plantas va en incremento, desde el 2008.