Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 1

Botellas y CD plasman esta iniciativa

Tener en sus casas viejas botellas de plástico y CD que ya no se los escuchaba, permitió que Andrea Ruiz y Pablo Tello desarrollaran un negocio que se basa en el reciclaje: Cachivachero.

Estos dos jóvenes utilizan las botellas y los discos para elaborar colgadores de teléfonos móviles y bancos.

Su emprendimiento tomó viada en la Escuela Espejo, donde la madre de Ruiz impartía clases. Allí, los dos chicos difundían talleres de educación ambiental a estudiantes de primaria y secundaria. Ruiz estudia Educación Ambiental en la Escuela Politécnica del Ejército y Tello es técnico en sonido.

Su primera venta fue hace un año. En el 2011, en esta entidad educativa vendieron 50 de estos artículos por el Día de la Mujer a USD 1 cada uno.

Con este capital y su propuesta, compraron materiales como: pinturas, tijeras, papel y siguieron con el reciclaje de botellas y envases tetrapack.

El año anterior Cristina Criollo, directora de la Fundación Climambiente, se contactó con estos jóvenes emprendedores para invitarles a la feria ‘Navidad ecológica’ realizada el pasado diciembre en el Municipio de Quito.

Esta institución cada año reúne a unos 25 artesanos que se vinculan al arte y a la ecología. Para participar Ruiz y Tello investigaron sobre productos fabricados con botellas plásticas.

Así conocieron que en Brasil se elaboraban bancos con este tipo de material. Se animaron y fabricaron los taburetes. Utilizaron alrededor de 250 botellas para armar 15 bancos en su primera exposición.

Criollo recuerda que en la feria los productos fueron muy vistosos. “La gente se acercó y conoció su trabajó”. También destaca que el uso de material reciclado es una propuesta innovadora porque visibilizan al consumidor responsable.

Las redes sociales como Facebook son su principal canal de promoción. Cachivachero también ha participado en otras ferias como ‘Expo Artesanos’ y encuentros en Mundo Juvenil en Quito.

Gabriela Villacrés compró hace cuatro meses, tres bancos. Para ella, estos productos son útiles, además que se ligan al reciclaje y pueden ser personalizados. Uno escoge el color y el diseño.

La elaboración

Los materiales. Para elaborar sus bancos utilizan botellas recicladas, papel, goma blanca, tijeras, cintas de varios colores. Además, reúnen pedazos de tela de lona, que son retazos de una fábrica de chompas que tiene uno de sus familiares.
La producción. Realizan 15 bancos al mes en el taller localizado en la casa de Ruiz, al sur de la ciudad.