Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 6
No 1

De botellas de plástico ‘vuelan’ mariposas

Las manos de Carmen Llanti convierten viejas botellas de plástico reciclado en coloridas mariposas que sirven como adornos para celulares, imanes para refrigeradoras, aretes y vinchas.

Bellas Travesuras es el nombre de la microempresa de Llanti que comenzó en el 2008 como un pasatiempo. “Casi como una terapia contra el estrés”, dice Llanti.

En octubre de ese año, Llanti acudió a la Fundación Obra Social y Cultural Sopeña (Oscus) para seguir un curso de manualidades, por el que pagó USD 35.

Allí aprendió a elaborar las mariposas, pero no fue sino dos años más tarde que su hija, Susana Torres, le sugirió convertir su pasatiempo en un negocio. Así nació este emprendimiento. “Antes de eso solo fabricaba las mariposas, pero vendía una o dos como por diversión”.

Llanti guardaba las botellas de plástico de diferentes productos que consumía en su casa; sus vecinos supieron de la iniciativa y le facilitaban más envases plásticos. “Mi casa parecía centro de reciclaje”, comenta Llanti.

Así obtuvo la materia prima para su microempresa. USD 20 adicionales fue su inversión inicial para comprar pegamento, escarcha y pintura para vidrio, material con el que pinta las alas de las mariposas.

“Son un detalle muy bonito, se nota el trabajo en las alas y los detalles. No me imaginé que antes esto fue una botella con algún líquido”, cuenta Cristina Espinosa, quien compró varias mariposas para colgar en su lámpara de noche

Actualmente, esta emprendedora invierte entre USD 20 y 30 cada mes en materia prima y percibe mensualmente ingresos por USD 230 en promedio, dependiendo de la temporada.

En diciembre del 2011, Bellas Travesuras se presentó en tres ferias navideñas con sus productos. La primera fue una vitrina ecológica realizada en la Plaza Grande de Quito; la segunda, en el Museo Camilo Egas, ubicado también en el Centro Histórico; la tercera fue la Feria de Emaseo, en el parque La Carolina.

Después de estas ferias, Llanti volvió a la Fundación Oscus para tomar un segundo curso de bisutería y con esto amplió su línea de productos. Ahora también elabora cofres, faroles y candelabros.

Los precios varían, se pueden encontrar mariposas pequeñas de USD 1, adornos para el celular, prendedores y vinchas por USD 1,50. Los faroles, cofres y candelabros cuestan entre USD 5 y 7,50.

Cristina Criollo, del restaurante La Cuchara de San Marcos, conoció esta micro en diciembre pasado y espera para finales de este año organizar con Bellas Travesuras y otras microempresas una de las primeras bodas ecológicas de la capital.

“Los recuerdos de la boda y parte de la decoración van a ser mariposas y faroles hechos con botellas de plástico”, asegura.

Eduardo Villamarín también es cliente de Bellas Travesuras. Él compró cofres y portavelas. Él cuenta que los productos de esta micro son el detalle perfecto para sus hijas, su mamá y su esposa.