placeholder
Fernando Larenas
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

En Brasil encuentran opciones frente a una balanza negativa

La mayor economía de Sudamérica, como es considerada la de Brasil, sufrió en febrero un saldo negativo en su balanza comercial de USD 2 125 millones, el segundo cierre negativo consecutivo, porque en enero también fue deficitaria en USD 4 006 millones. Una forma ortodoxa de superar el fenómeno es el freno a las importaciones; no siempre es posible, porque dentro de un país no se produce todo lo que se requiere.

La sustitución de importaciones se puede alcanzar mediante la inversión extranjera para que el mismo producto sea elaborado en el país, pero con mano de obra nacional. Esto tiene una ventaja, porque el producto importado se puede adaptar a los gustos de los consumidores locales. Algunas marcas extranjeras quieren invertir en Brasil para producir "a la medida" de los consumidores.

Brasil tiene 200 millones de habitantes, 40 millones de ese total se incorporaron al mercado de consumo durante los últimos 10 años del Gobierno del Partido de los Trabajadores. Este país es un gran consumidor de productos italianos, especialmente pastas. La empresa Barilla, fundada en Parma en 1877, es la líder mundial en la elaboración de pastas provenientes de granos duros.

"Queremos aumentar nuestra presencia en los hogares brasileños y para eso necesitábamos desarrollar una pasta preferida por este pueblo", explicó a diario O Globo el director comercial de Barilla, Maurizio Scarpa.

Otro caso, la franquicia estadounidense Starbucks, que se instaló en São Paulo por primera vez en el 2006, escogió al país del café para adaptar variedades afines a las exigencias de los paladares brasileños. El café tipo blend es el líder en las ventas de ese establecimiento. Inventaron un 'frapuccino brigadeiro', un sabor similar al tipo de chocolate que mayormente consumen los brasileños.

Actualmente, Starbucks tiene 75 locales instalados en todo Brasil, donde compite con otras grandes franquicias nacionales. La estadounidense incorporó rápidamente en su menú el tradicional 'pão de queijo', similar al pan de yuca. Hay otras marcas y franquicias que también están adaptando sus productos a la moda o al estilo brasileño.

Incluso en productos como papel higiénico, o en algunos tipos de relojes de pulsera -que cada vez son menos usados especialmente por los jóvenes, que solo ven la hora en sus 'smartphones' o dispositivos móviles-. La japonesa Casio, por ejemplo, se asoció con un conocido rapero brasileño para que use y promocione su marca, lo que dio buenos resultados en ventas. Le fue tan bien a la fabricante en Brasil que llevó la idea a Estados Unidos, pero con el rapero Eminem.

Las cifras del déficit El resultado de febrero no se había registrado desde 1994. Productos que empujaron la caída de exportaciones: azúcar (-57,7%), carros (-35,8%), aviones (-53,9%), oro (-47,4%), pulpa de papel (-18,3%), aceite de soya (-17,1%).