placeholder
La presidenta Dilma Rousseff visitá méxico el 25 y 26 de mayo de 2015. Foto: AFP

La presidenta Dilma Rousseff visitá méxico el 25 y 26 de mayo de 2015. Foto: AFP

Agencia AFP
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Brasil y México buscan profundizar comercio y aumentar inversiones

22 de mayo de 2015 15:45

Brasil y México buscarán ampliar el comercio bilateral durante la visita de la presidenta brasileña Dilma Rousseff el 25 y 26 de mayo, sobre todo a través de un acuerdo para estimular inversiones, dijeron el viernes (22 de mayo) las cancillerías de ambos países.

El subsecretario brasileño para América del Sur, Central y el Caribe, Antonio Ferreira Simoes, dijo que Rousseff y su homólogo mexicano Enrique Peña Nieto firmarán acuerdos sobre servicios aéreos, cooperación turística y un tercero sobre cooperación y facilitación de inversiones, en momentos en que las economías de ambas potencias latinoamericanas han decaído.

"Es un formato nuevo de acuerdo que Brasil ya firmó con Angola y Mozambique y será el primero en América Latina. Es significativo porque Brasil es un gran receptor de inversiones mexicanas, el segundo mayor después de Estados Unidos (...) y también existen hoy crecientes inversiones brasileñas en México", dijo en un encuentro con periodistas en Brasilia.

Según Simoes, Brasil ya ha recibido USD 23 000 millones en inversiones del país de América del Norte en áreas como producción industrial, alimentos, bebidas y telecomunicaciones, mientras que el flujo contrario es sólo de 2 000 millones, si bien "es creciente".

Pero hay otras dos grandes iniciativas brasileñas, dijo Simoes: el polo petroquímico en Veracruz Etileno XXI, por casi USD 5 000 millones, y un complejo siderúrgico en Hidalgo, por USD 600 millones.

Durante la visita de Rousseff -la primera desde que asumió su primer mandato en 2011- habrá también un encuentro empresarial y está previsto que la presidenta tenga una sesión solemne en el Congreso mexicano.

En México, la subsecretaria de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe, Vanessa Rubio, reafirmó este viernes una idea que ya había sido adelantada a inicios de mes por el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo.  Brasil y México seguirán "trabajando juntos por liberalizar el comercio" y firmar eventualmente un TLC, dijo Rubio. Simoes no mencionó ese asunto en Brasilia.

El foco "es el aumento comercial y la integración productiva", señaló el funcionario brasileño, y citó un estudio de una asociación de industriales brasileños que apunta que un 50% de los empresarios se queja de los problemas tarifarios que existen con México. 

Con un intercambio de más de USD 9 000 millones en 2014, Brasil es el primer socio comercial de México en América Latina, según la cancillería mexicana. La visita de Rousseff ocurre poco después que Brasil y México renovaran una restricción para el intercambio bilateral de automóviles.

Firmado en 2012 y renovado en marzo, el acuerdo vigente frena la entrada a Brasil de automóviles mexicanos, significativamente más baratos que los brasileños. En el pacto, Brasil impuso tarifas de 35% a los automóviles mexicanos.

En 2014 México arrebató a Brasil el título de mayor productor de automóviles de Latinoamérica. Brasil hoy es el octavo productor mundial y el sector está en crisis por la caída de las ventas y la producción.

Primera economía de América Latina, Brasil creció 0,1% en 2014 completando su cuarto año consecutivo de magra expansión, mientras que México creció 2,1%, muy por debajo del 3,9% que el gobierno estimaba a principios de año.

"El hecho de que ahora los retos sean más apremiantes en materia de crecimiento económico implica que podemos hacer más cosas juntos para ayudarnos mutuamente a crecer más", manifestó la vicecanciller mexicana.