placeholder
Las mujeres chilenas ganan cada mes 402 200 pesos  (USD 617). Foto: EFE

Las mujeres chilenas ganan cada mes 402 200 pesos (USD 617). Foto: EFE

La brecha salarial se incrementa en Chile

23 de agosto de 2016 16:18

La brecha de ingreso por sexo empeoró 1,9 puntos porcentuales en Chile y llegó al 31,6% el año pasado en desmedro de las mujeres frente a los hombres, informó la semana pasada el Instituto Nacional de Estadísticas.

En promedio, los hombres chilenos ganan 587 800 pesos (USD 901) frente a los 402 200 pesos (USD 617) que reciben las mujeres. El comportamiento de la brecha “ha sido bien errático. Entre 2014 y 2015 bajó (3 puntos porcentuales), pero ahora volvemos a ver que aumenta y eso tiene que ver con la incorporación de la mujeres a la fuerza laboral”, explicó la directora del INE, Ximena Clark.

Las mujeres “tienden a pasar de la inactividad a la ocupación con mayor facilidad (que los hombres) y por eso sus cambios en términos de los ingresos que perciben son más bruscos, porque trabajan o están inactivas”.

La brecha entre hombres y mujeres tuvo un pico en los últimos año en 2011, cuando llegó a 34,5%, y registró su menor valor en 2014, cuando alcanzó al 29,7%. En tanto, el salario medio para ambos sexos llegó en 2015 a 505 477 pesos (USD 775), lo que implicó una variación anual de 6,8%, con el mayor porcentaje de trabajadores (19,7%) dedicado al comercio. El ingreso mediano, en tanto, que es el que gana la mayor parte de la fuerza laboral chilena -que llega 8,6 millones de trabajadores-, alcanzó los 340 000 pesos (USD 521).

Al tema salarial se suma la preocupación por la seguridad social. La mayoría de los chilenos (61%) estima que el sistema privado de pensiones debe ser cambiado “por un sistema público solidario”, según un sondeo.

La encuesta del Centro de Investigación Sociedad, Economía y Cultura de la Universidad de Santiago arroja que el 3% de la población considera que el sistema “es apropiado y debiera conservarse”. El 61% estima que “debiera ser reemplazado por un sistema público solidario”, mientras que un 24% estima que “debiera complementarse con una AFP estatal”.