placeholder

Búsqueda de un socio estratégico

El desarrollo de Corea del Sur no hubiera sido el mismo sin un socio estratégico como los EE.UU. A la par, el Gobierno ecuatoriano está en búsqueda de este tipo de aliado.

Por los últimos convenios, créditos y entregas de contratos directos, el Ecuador está más inclinado hacia China, Rusia y en menor nivel, Brasil.

De acuerdo con datos de la Agencia de Promoción de Comercio e Inversiones de Corea del Sur, esta nación recibió entre 1953 y 1960 una cooperación internacional no reembolsable de USD 2 000 millones anuales.

Ello, para superar la difícil situación que vivió el país luego de la invasión de Japón y la guerra con Corea del Norte.

En este marco, EE.UU. fue el principal padrino para su desarrollo. Ello, debido a que necesitaba a un aliado que le posicionara geopolíticamente en el sureste asiático, 'amenazado' o 'seducido' por la doctrina comunista que venía desde la Unión Soviética.

Es por ello que además de entregarle recursos, EE.UU. era el principal comprador de productos coreanos. En primer lugar, bienes primarios como el arroz o las pelucas y luego de bienes cada vez con mayor valor añadido hasta llegar a los automóviles, electrodomésticos,etc.

Al hacer un paralelismo con Ecuador, el país tiene una relación interminente y tirante con sus principales socios comerciales EE.UU. y la Unión Europea, aunque con esta zona ha intentado retomar el diálogo para un acuerdo comercial.

En su lugar, ha puesto como socio prioritario a China a quien le prové de materias primas como petróleo y próximamente cobre y oro, a cambio de préstamos.

Otro factor que ayudó al desarrollo de Corea fue una estrecha relación con las empresas privadas como Samsung, LG, Hyundai, Kia y la siderúrgica Posco. En contraste, el Gobierno ecuatoriano no ha tenido una relación tirante y confrontatia con las empresas y el sector productivo en los seis años de gestión. Tampoco ha promovido acuerdos comerciales a su favor.