Xavier Montero C. Redacción Guayaquil / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

El cacao es parte de un plan sustentable

En la finca Uva, ubicada en el recinto Casa de Tejas del cantón Vinces, unos 600 cacaotales lucen alineados en un descampado. Este entorno de plantas menores a los dos años difiere de los otros árboles de cacao a su alrededor que, hasta con 50 años de edad, forman paisajes selváticos, similares a la mayoría de cultivos donde se producen 200 000 toneladas de cacao ecuatoriano al año.

Aquellos jóvenes cacaotales, ubicados en el suroeste de Los Ríos, son parte de las 5 000 hectáreas vinculadas al Plan Cacao de Nestlé a escala nacional. Aquella estrategia de la multinacional suiza tiene como objetivo que los medianos y pequeños cacaoteros sean los mayores beneficiarios de una cadena productiva, que incluye a intermediarios, comerciantes mayoristas y exportadores, antes de que el grano sea procesado en chocolate.

El Plan Cacao surgió en el 2006 tras un estudio de Nestlé, que identificó las falencias de los productores cacaoteros en el país. Entre otros datos, ese documento señala que en el mercado operan unos 500 intermediarios que comercializan el 93% del cacao. También, que la no tecnificación y falta de visión empresarial de pequeños y mediados cacaoteros provoca que se sustituya el cultivo del cacao Nacional 'fino de aroma', por otros tipos de mayor rendimiento y menor calidad.

Wilson Pincay, director de la finca Uva, indica que ahora tiene plantadas cinco hectáreas con el Plan Cacao. Él recibe capacitaciones para la poda del árbol, el tratamiento de plagas y la promesa de compra de aquellos cultivos.

"Dependemos de que estos cacaoteros sigan cultivando el cacao fino. Buscamos una trazabilidad económica, social y ambiental, desde los cultivos a los consumidores finales de los chocolates", indica Franck Blacio, principal del Plan Cacao.

El responsable del plan añade que la proyección para este año es que 6 000 de las 28 000 toneladas de cacao ecuatoriano que adquiere Nestlé sean generadas mediante el Plan Cacao. La multinacional procesa unas 400 000 toneladas de cacao al año, en todo el mundo.

El Plan Cacao incluye la entrega de plantas y soporte financiero para las 18 asociaciones y gremios comunales de cacaoteros. También, seguros de vida, de transporte de los cultivos, y talleres nutricionales y de cocina gourmet.

En la Unidad Educativa Isla de Bejucal, del cantón Baba (Los Ríos), unos 80 estudiantes de bachillerato reciben capacitaciones semanales gratuitas de parte de María Fernanda Rodríguez, miembro del Plan Cacao. Guillermo Boza, rector de aquella institución educativa, considera que estas acciones permitirán la existencia de más cultivadores a futuro.