placeholder
Una imagen de los productores de cacao orgánico de la zona de Balao. La producción de esta fruta,  en determinados casos, se realiza a través de la asociatividad en las comunidades. Foto: Archivo / LÍDERES

Una imagen de los productores de cacao orgánico de la zona de Balao. La producción de esta fruta, en determinados casos, se realiza a través de la asociatividad en las comunidades. Foto: Archivo / LÍDERES

Cacao selecto solo se halla en la región

29 de noviembre de 2017 16:01

América Latina es la principal región productora de las variedades “prime” (selectas) de cacao a escala internacional, con cerca del 80% de la producción mundial, se informó en Lima durante el lanzamiento del Observatorio de la Iniciativa Latinoamericana de Cacao (ILAC).

En la actividad, a cargo del Banco de Desarrollo de América Latina-CAF y el Ministerio peruano de Agricultura y Riego (Minagri), se dijo que la gran producción de variedades selectas se debe, principalmente, a la diversidad genética del cacao latinoamericano.

Según datos de la Organización Internacional del Cacao (ICCO), entre el 70 y 100% del total de la exportación de cacao de países como Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú y México corresponde a estas variedades.

Además, el cultivo del cacao beneficia directamente a 329 607 productores, pero promueve indirectamente la inclusión económica y mejora en estándares de vida a más de tres millones de latinoamericanos.

Sin embargo, CAF y el Minagri señalaron que hay desafíos para consolidar una posición competitiva de la región en este segmento del mercado, por lo que han diseñado el Observatorio de la ILAC como un “mecanismo de inteligencia” para desarrollar el mercado del cacao fino y de aroma.

La directora representante de CAF en Perú, Eleonora Silva, señaló que el organismo financiero impulsó en 2016 la ILAC con el objetivo de promover el desarrollo del cacao como actividad económica sostenible y elemento integrador de los pueblos que lo han utilizado desde tiempos ancestrales en la región, como Perú, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, República Dominicana y Panamá.

Agregó que en estos países se cultiva alrededor de 1,7 millones de hectáreas de cacao y se exportan unas 745 toneladas métricas, equivalentes a unos USD 985 millones, principalmente a mercados de Europa y EE.UU.

La representante de CAF indicó que el crecimiento de la demanda por el cacao “prime” latinoamericano hace que el desarrollo de cadenas de valor asociadas sea “un desafío” pero, a la vez, “ofrece una oportunidad para los países productores de la región”.

El viceministro peruano de Desarrollo e Infraestructura Agraria y Riego, Jaime Salomón, sostuvo, por su parte, que el Minagri y el Programa de Biodiversidad de la Unidad de Negocios Verde de CAF, tuvieron la idea de impulsar el Observatorio de la ILAC como un mecanismo de inteligencia de mercado, que ofrezca información útil para el desarrollo del mercado del cacao fino.

Salomón dijo que, desde el punto de vista de la oferta, el desafío es identificar, mantener y ampliar la base genética que representa la principal ventaja comparativa regional, mientras que también existe la necesidad de armonizar los procesos de identificación, cata y clasificación del cacao.

Según la Asociación Nacional de Exportadores de Cacao (Anecacao), más del 70% de la producción mundial de la fruta fina y de aroma se encuentra en el territorio nacional, convirtiendo al país en el mayor productor del mundo.

“Esto ha generado un prestigio importante, favorable, destacable, indispensable y representativo para el país. Este tipo de cacao, tiene características individuales distintivas, de toques florales, frutales, nueces, almendras, especias que lo hace único y especial, sobresaliendo con su ya conocido sabor, denominado, Arriba”.

Los detalles de sabor y aroma están en el origen genético del grano. Además, los productores trabajan en todos los procesos de tratamiento poscosecha, sumado a condiciones naturales de suelo, clima, temperatura, luz, etc.

En Ecuador también existe la variedad de cacao CCN-51, conocido también como Colección Castro Naranjal, cuyo color característico es el rojo. Además, es reconocido por sus características de alto rendimiento para la extracción de semielaborados, ingredientes esenciales para la producción de chocolates y otros.

Durante el lanzamiento de ILAC otros países también destacaron su producción cacaotera.
El viceministro del Minagri, que preside el Foro de la Iniciativa Latinoamericana del Cacao para el período 2016-2018, detalló que Perú tiene seis grandes regiones productoras de cacao que representan el 90% de la producción nacional que, según estimó, este año crecerá entre 9 y 10%.

Destacó que gran parte del cacao fino de aroma peruano tiene características que lo diferencian del resto del mundo y se llega a pagar entre USD 2 000 y 8 000 la tonelada en varios mercados.

“Actualmente se trabaja en generar una mejor oferta para el cacao fino peruano, pero además en la búsqueda de mercados internacionales”, concluyó.

Silva y Salomón participaron en el lanzamiento del Observatorio de la ILAC en el marco del “Simposio internacional sobre investigación cacaotera”.