Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

'El cambio tecnológico se acelera'

Carne que se cultiva en laboratorios, vehículos autónomos que estarán en las calles en cinco años, creación de órganos para humanos a partir de las nuevas tecnologías, drones que reparten medicinas y alimentos en pueblos remotos, nuevos avances en lo que es impresión 3D, salud digitalizada...

Esta lista de innovaciones que están en camino se presentó la semana pasada en la conferencia Organizaciones Exponenciales, ofrecida en Quito por Salim Ismail, fundador y actual embajador global de Singularity University. Este centro de estudios trabaja desde hace seis años enfocado en generar líderes que solucionen problemas globales.

Entre los catedráticos de Singularity University están premios Nobel, astronautas, científicos, ejecutivos de multinacionales tecnológicas, investigadores del genoma humano, por citar algunos. Ellos están al frente de investigaciones de alcance global e Ismail se encargó de explicar parte de las decenas de proyectos que están en desarrollo en este centro, con base en Silicon Valley, EE.UU.

Ismail arrancó su exposición, que duró la mañana y tarde del pasado 16 de julio, señalando que hoy en día existe una aceleración de tecnologías en áreas como robótica, nanotecnología, medicina, etc. "Por eso nuestros expertos en Singularity están investigando y perturbando sus campos de trabajo para encontrar soluciones a problemas ambientales, médicos, de transporte...".

Uno de los ejemplos que mencionó es el de la empresa Modern Meadow que trabaja en el cultivo de carne en laboratorio. Esto se cumple con un objetivo: disminuir el impacto ambiental que genera la ganadería tradicional.

En la industria automotriz también se anuncian cambios. Los vehículos autónomos, como el que desarrolla Google, serán una realidad en tres o cinco años. "Serán tan útiles que luego de unas décadas nos preguntaremos por qué se permitía que los humanos conduzcan", comentó el representante de Singularity ante unos 250 ejecutivos y empresarios de distintos sectores productivos. "Con estos vehículos, las personas con discapacidades podrán circular sin problema. El auto llegará por su cuenta a la dirección que se le indique".

El desarrollo de los drones y sus utilidades también se abordó. Ismail comentó que en África, por ejemplo, los drones se están utilizando para llevar medicinas y alimentos a poblaciones con dificultades de acceso a centros poblados. Incluso, Amazon ya oferta hoy en día el servicio de drones para entregar productos en puntos determinados de EE.UU.

Casi todas las industrias enfrentan grandes desafíos y su continuidad está en riesgo por los avances tecnológicos, afirmó Ismail. Una industria que es una excepción es la de turismo, esto porque se trata de un sector que se mueve con experiencias que son irreemplazables por la tecnología.

La medicina también sentirá los efectos de los proyectos en desarrollo. Con la biotecnología, explicó Salim se puede elaborar órganos para el ser humano, en una primera etapa con prótesis, tabiques, mandíbulas, más adelante, pueden ser el riñón o el páncreas. La firma Organovo es un ejemplo de estos desarrollos.

"Estamos pasando a una época de la salud digital, en donde las aplicaciones podrán establecer diagnósticos clínicos y una segunda opción podrá ser la del médico. Y el 80% de tareas que hacen hoy en día los médicos serán reemplazadas por la tecnología".

Adelantos como los mencionados generaban asombro y dudas entre los asistentes. ¿Cuál será el impacto en el agro? ¿Como se afectará el sector farmacéutico? ¿Qué pasará con los servicios financieros? Estas fueron parte de las preguntas que plantearon los asistentes. Y dos de las interrogantes que más llamaron la atención fueron si el desarrollo de la tecnología representa el fin de la humanidad y la posibilidad de que las máquinas adquieran conciencia.

El vocero de Singularity University fue claro al decir que el desarrollo de la tecnología genera un debate ético sobre su alcance, sobre todo en temas relacionados con la genética. "En el uso de las nuevas tecnologías el ser humano tiene que ser transparente. De lo contrario se puede hacer mucho daño... Si las tecnologías se apalancan correctamente se podrá mejorar grandes problemas como el acceso al agua, mejorar la educación, masificar los servicios, etc.".

Pero también reconoció que el del futuro no será un mundo equitativo, pero sí será mejor que el actual. "Hoy hablamos de los que tienen y de los que no tienen. Luego, con los nuevos desarrollos, se hablará de los que tienen más y de los que tienen menos".

Para analizar

En el sistema financiero.  El dinero electrónico ganará espacio y se modificarán determinados sistemas de pago. Las estructuras económicas actuales cambiarán por la tecnología.

En ambiente.  En el tema del medioambiente, la mayor preocupación es el cambio climático. Los océanos cada vez se vuelven más ácidos.

Un cambio entre generaciones.  La generación más antigua ya no es una guía para las nuevas generaciones. Hoy hay que cambiar el set mental.

Educación.  La vida útil de una habilidad en una persona dura 30 años. La educación está desactualizada.

La conferencia. Fue organizada por The Edge Group y contó con el auspicio del Semanario.