Andrea Zambrano es la diseñadora y propietaria del negocio Salmos Store, que nació en Santo Domingo y elabora camisetas, gorras y almohadones con diseños originales. Foto: Juan Carlos Pérez para LÍDERES

Andrea Zambrano es la diseñadora y propietaria del negocio Salmos Store, que nació en Santo Domingo y elabora camisetas, gorras y almohadones con diseños originales. Foto: Juan Carlos Pérez para LÍDERES

María Victoria Espinosa
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 12
No 0

Camisetas y gorras hechas según el gusto del cliente

27 de diciembre de 2017 13:28

Las camisetas personalizadas fueron la clave para que el negocio Salmos Store ganara clientes a escala nacional.

Andrea Zambrano, diseñadora y propietaria de la marca, cuenta que hace tres años junto a su pareja Manuel Ramos decidieron emprender un negocio, que les permitiera mejorar sus ingresos.

Ramos ya tenía conocimiento en el ámbito textil porque su familia poseía un taller. Así que aprovecharon este lugar para empezar.

En hilos y telas invirtieron alrededor de USD 150, para empezar.

Las primeras camisetas que fabricaron fueron floreadas porque esa era la tendencia. Pero no llegaron a los clientes. “Vendimos muy poco en nuestra primera colección. Pero no nos rendimos”.

Los emprendedores decidieron empezar a crear sus propios diseños. Por eso el concepto de la segunda colección fue plasmar las emociones de sus clientes en las camisetas. Así empezaron a personalizarlas con fotografías y frases. Luego añadieron imágenes de moda. El primer año fue difícil porque apenas empezaban a conocerse en Santo Domingo y las redes sociales no despegaban aún.

Pero decidieron armar una estrategia publicitaria. Tomaron fotografías de su trabajo, de los pedidos y del local. Con ese material contrataron un paquete de publicidad en Facebook y empezaron a ganar seguidores. En la actualidad tienen más de 30 000.

También, empezaron a participar en ferias artesanales y comerciales en la provincia tsáchila y a ser parte de desfiles de modas de las academias de modelaje.

Poco a poco los clientes empezaron a llegar y de 10 pedidos mensuales pasaron a 30. Así que decidieron seguir innovando e hicieron una colección de gorras con frases elaboradas con vinil térmico y parches para evitar que el bordado arrugue la tela.

Para eso invirtieron unos USD 10 000 en máquinas para la elaboración de nuevos diseños.
Los niños y jóvenes empezaron a interesarse por estos productos y así empezó crecer la comunidad en las redes sociales. También se les abrió un nuevo nicho de mercado que fueron los colegios.

Desde hace dos años, aproximadamente, reciben pedidos de los estudiantes para que les confeccionen los uniformes para los juegos deportivos escolares.

Estos uniformes ya no son réplicas de los equipos de futbol nacionales e internacionales.
Zambrano les diseña propuestas más originales. Para las mujeres se han hechos diseños basados en unicornios, emoticones, flores, aliens. Los hombres prefieren personajes de series, frases o combinación de colores, entre otros.

Karla Cruz ha realizado varios pedidos a Salmos Store. Ella señala que sigue comprando por la calidad de las prendas y porque las tallas son exactas. “Cuando son para regalo, les envío la foto de la persona y ellos modifican la talla para que quede perfecta”.

Este último año también están trabajando con las empresas de Santo Domingo en la elaboración de camisetas, uniformes y tazas personalizadas para regalar a los clientes o trabajadores.

Este mes imprimieron calendarios o frases motivadoras en las tazas con la marca de la empresa. También, ofertan jarros mágicos, que al colocarle agua caliente cambia de color y se puede apreciar un mensaje o fotografía.

Estos productos se están promocionando a través de las historias de la red social Instagram, que ya tiene más de 4 000 seguidores.

Todos los días, los emprendedores alimentan páginas con nuevos diseños o promociones. “Por cada historia que subimos, al menos tenemos dos pedidos asegurados a nivel nacional”, dijo Zambrano.