Raúl Cabezas y Lorena Narváez administran el complejo Planeta Fútbol. Sus canchas están ubicadas en San Bartolo, en el sur de Quito. Foto: Galo Paguay / LÍDERES

Raúl Cabezas y Lorena Narváez administran el complejo Planeta Fútbol. Sus canchas están ubicadas en San Bartolo, en el sur de Quito. Foto: Galo Paguay / LÍDERES

Redacción Quito  (I)   redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

En esta cancha se juega con césped certificado

3 de agosto de 2016 09:59

Jugar fútbol por las noches se ha convertido en una de las mejores formas de entretenimiento para los quiteños. El uso de las canchas sintéticas ha crecido en los últimos años. Por ejemplo, el pasado 17 de julio, el Municipio de Quito entregó 15 canchas ubicadas en el parque La Carolina.

Pero para competir estos negocios buscan un valor agregado. Por eso Planeta Fútbol cuenta con el césped sintético certificado por la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA).

Este complejo deportivo fue inaugurado el pasado 13 de julio en el barrio de San Bartolo, al sur de la capital. Raúl Cabezas, gerente de mercadeo del negocio, explica que la diferencia está en el recubrimiento. “El césped sintético normal tiene dos capas, este tiene tres y la superficie es más suave”.

Una de las ventajas es que en un día soleado, el calor se queda bajo la tierra evitando posibles quemaduras en las plantas de los pies.

Además, el sistema de desagüe también es distinto. El césped normal tiene 50 agujeros por metro cuadrado para evitar que el agua se empoce cuando llueve. Las canchas de Planeta Fútbol cuentan con 85 huecos para que el tiempo de desfogue del agua sea un 25% más rápido.

Otro datos: la duración de estas canchas es de 12 años. Los establecimientos deportivos normales duran entre seis y ocho años.

Obtener la certificación de la FIFA no fue un proceso sencillo. Las pruebas duran alrededor de cuatro meses, explica Cabezas. El césped pasa pruebas de fricción, de rebote, de desgaste y de humedad.

Adrián Velasco es un usuario frecuente de las canchas. El jugador que actúa como arquero cuenta que ya no tiene que dirigirse hasta el norte para jugar fútbol. Ahora le resulta más cómodo por la cercanía y puede practicar más veces a la semana.

Lorena Narváez, gerenta general de Planeta Fútbol, precisa que la idea nació en abril junto con su familia. La inversión de todo el emprendimiento fue de USD 80 000. El césped artificial fue adquirido a la empresa Chinese Artificial Grass a través de Césped Ecuador. La estrategia de mercado que están utilizando es formar alianzas con distintas empresas privadas. Martín Morales, trabajador de una compañía, comenta que practica deporte los días que no tiene mucho trabajo y recomienda que se realicen más campeonatos entre empresas.

Las vallas publicitarias también son una fuente de ingreso. Narváez asegura que durante los campeonatos de modalidad abierta, las empresas pueden colocar propaganda en el interior del complejo deportivo.

Las redes sociales han sido de gran ayuda para lograr promocionarse. Cabezas menciona que la mayoría de sus clientes ahora conoce Planeta Fútbol por sus promociones y descuentos en su página de Facebook.

El emprendimiento un certificado ambiental de SGS. Cabezas explica que en el caso de que las canchas sintéticas se llegaran a deteriorar, el material de las canchas permite que la superficie se pueda volver a utilizar.

Narváez señala que los horarios para hacer uso de las canchas son de 08:00 a 02:00. El costo de las reservas en la mañana y en la tarde es de USD 35. En la noche, el valor se incrementa a USD 45.

El objetivo de estos emprendedores es recuperar la inversión efectuada en un plazo de dos años. El negocio familiar espera contar con alrededor de diez canchas en los próximos 6 años.
El sueño tanto de Cabezas como de su esposa Lorena es que en un período de diez años, su negocio se convierta en importadora directa y convertirse en distribuidores de césped artificial en Ecuador.