placeholder
Cortesía: CIMA Los talleres se centran en el tema minero. En estos la práctica complementa los conocimientos teóricos.

Los talleres se centran en el tema minero. En estos la práctica complementa los conocimientos teóricos. Foto: Cortesía CIMA

La capacitación en minería es parte de la formación

1 de noviembre de 2016 14:36

La capacitación es el pilar del Centro de Innovación y Desarrollo para la Industria y Minería (CIMA). Esta entidad, que forma parte de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), imparte talleres teóricos y prácticos sobre el sector minero a empresas públicas o privadas.

CIMA desarrolla tres tipos de trabajo con las entidades: el entrenamiento, la capacitación y la formación; el desarrollo local y el encadenamiento productivo; y la diversificación económica y la gobernanza.

Leonardo Benavides es el director de esta organización, que lleva tres años de trabajo. Explica que el proyecto arrancó en julio de 2013 con el objetivo de mejorar las capacidades en el sector minero. Sin embargo, luego se ampliaron los proyectos y se desarrollaron proyectos en el área eléctrica, manipulación de alimentos y más.

Por ejemplo, en el programa de entrenamiento se realizan talleres denominados ‘In House’, que significa adaptar los programas de acuerdo con las necesidades de una empresa. Otros programas dictados fueron de seguridad y salud ocupacional, prevención y gestión de riesgos, entre otros.

El trabajo con los estudiantes de la UTPL es importante para mejorar el proceso enseñanza aprendizaje, señala Benavides. Para ello se implementó la plataforma Edumine, en la que los estudiantes encuentran una serie de información relacionada con la minería. Empresas y entidades públicas también tienen acceso.

Se suma el programa para obtener un certificado profesional en ambiente y minería. Su importancia radica en que personas de la comunidad tienen la oportunidad de obtener una suerte de ‘aval’ para acceder a un trabajo mejor.

En este grupo además está la acreditación de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) para otorgar la certificación de operadores de maquinaria pesada para las personas que deseen conducir este tipo de vehículo. Al final se entrega una licencia de tipo G.

Hay talleres incluso para periodistas para que aprendan a manejar términos y conceptos.
Para CIMA es importante el trabajo con la comunidad. Por eso Benavides detalla que existen programas para el fortalecimiento de la cadena de lácteos en Zamora Chinchipe; se trabaja con la empresa Ecolac, que es de la provincia. Además el centro de la UTPL trabaja con la empresa Lundin Gold, encargada de desarrollar el proyecto minero Fruta del Norte. Con esta empresa se implementará un programa de asistencia técnica y capacitación para los gobiernos autónomos descentralizados.

En lo que va de este año se dictaron 35 talleres y se capacitó a 1 012 personas. Las temáticas de las capacitaciones no solo fueron con respecto a minería también se habló de prevención de riesgos eléctricos, ambiente, emprendimientos de mujeres, elaboración de menús, riesgos de construcción, liderazgo, trabajo en equipo, coaching ejecutivo y más.

Lorena Játiva trabaja en el área de Recursos Humanos de la empresa Ecuacorriente. La última capacitación que tuvieron fue de Indicadores de Gestión. Para ella, el taller fue dinámico y práctico. “Así el empleado puede desarrollar sus capacidades y destrezas”.

En este taller participaron 25 personas y duró 16 horas. Es decir, se dio en dos días.
En los próximos meses seguirán más cursos con CIMA, porque les parece una opción ideal para que los trabajadores de Ecuacorriente aprendan de forma práctica.

Otra de las entidades que se capacitó con CIMA es la Empresa Eléctrica Regional del Sur, con sede en Loja. Los trabajadores recibieron el taller hace tres meses y duró 160 horas. Según Miguel Castillo, ingeniero de la empresa, el taller fue motivador e interesante porque se profundizó en temas eléctricos necesarios.

En el caso de esta empresa también planean acogerse a más cursos, que son necesarios para fortalecer el conocimiento en los diferentes temas.

CIMA tiene dos locaciones: una en Loja y otra en Zamora. La más grande está en la ciudad amazónica. Allí se cuenta con simuladores, maquinaria pesada y un campo de operación para utilizar las máquinas. “El objetivo es que los interesados aprendan de forma práctica y teórica”, dice Benavides.

Otro de los talleres que desarrollan es el cumplimiento de las normas de higiene durante la manipulación de alimentos, porque así se podrá garantizar la seguridad de estos y evitar enfermedades de origen alimentario en empresas. A lo anterior se suman talleres de geoquímica, mapeo geológico, hidráulica y más.